Estira y afloja

Cambio geopolítico por autosuficiencia energética en EU

Muchísimas reacciones generó lo escrito aquí de que el debate sobre la reforma energética debe ser más técnico que político. La gran mayoría opina lo mismo, aunque también hay quienes afirman que no se puede borrar el sentido político de la expropiación y de los cambios constitucionales que prohíben cualquier tipo de contrato petrolero.

Estoy de acuerdo con lo dicho por Alejandro Valenzuela, director general del Grupo Financiero Banorte, y es válido que el PRD y personajes de la izquierda defiendan lo que está escrito en la Constitución.

No obstante, preocupa el nivel de dogmatismo (afirmar como innegable algún principio discutible) que se ha hecho sobre el tema, sobre todo cuando la realidad del mercado es muy clara: Estados Unidos será autosuficiente en materia energética y con precios muy competitivos que implican una real revolución del sector.

Cambiará la lógica geopolítica que afectará a México y otras naciones que ahora venden petróleo a EU; significará un cambio radical en competitividad para la industria petroquímica y todos los sectores industriales que tengan costos mayores en sus materias primas energéticas. Podrán vivir problemas de quiebra o desinversiones si los precios de los energéticos no son competitivos.

Ese debe ser el análisis técnico que se requiere en la discusión de la reforma energética, porque es una realidad que supera la discusión política. Los hechos ya lo demuestran.

El 31 de octubre, la empresa Mexichem, que preside Juan Pablo del Valle Perochena, anunció que creó una empresa conjunta con Occidental Chemical Corporation (OxyChem), subsidiaria de Occidental Petroleum Corporation, para construir un cracker de etileno con capacidad anual de 550 mil toneladas por año. La inversión es por mil 500 millones de dólares para producir PVC y tubería de etileno; se aprovecharán “los costos competitivos de la energía e insumos en EU, resultantes del desarrollo del shale gas”.

Las instalaciones estarán en Ingleside, Texas. Lo grave es que otras empresas mexicanas del ramo y de otros sectores, como la industria del vidrio, analizan opciones similares.

Lo ideal es que se permitan todo tipo de contratos en la reforma energética. Eso es realismo técnico (bajar precios en serio), por encima de lo político, que es mantener subsidios.

Cuarto de junto

Los empresarios de Dinamarca se reunirán con sus contrapartes de México con motivo de la visita oficial de los príncipes herederos de ese país; el tema es la sustentabilidad, el próximo martes en el St. Regis.