Estira y afloja

Brufau quiere consejeros “solidarios” en Repsol

Antonio Brufau, presidente de Repsol, no se quedó con las manos cruzadas. Frente a los mensajes de Pemex para que renuncie por su deficiente dirección, propuso modificaciones al reglamento del consejo de administración para que sean aprobadas en la junta general ordinaria de accionistas convocada para el 28 de marzo.

“El consejero”, reza la propuesta, “en cumplimiento del deber de lealtad, deberá conducirse con la solidaridad y coordinación debidas como miembro de un órgano colegiado”.

En pocas palabras, el consejero deberá ser un fiel súbdito. Esto suena a dar patadas de ahogado y, aunque no lo crea, quiere imponer candados a los consejeros para que las discrepancias no sean públicas.

El nuevo reglamento tendría siete “normas generales” y no seis, como ahora. En la que se adiciona, se obliga al consejero a “abstenerse de actuar en las relaciones de la sociedad con terceros de manera individual, salvo que haya sido mandatado por el consejo de administración”; a “respetar los canales de interlocución de la sociedad no interfiriendo en las relaciones formales o informales” y a “expresar dentro del propio órgano las opiniones y criterios propios en relación con el desempeño de su cargo y abstenerse de hacer público o comunicar a terceros las posibles discrepancias y puntos de vista críticos sin haberlos puestos previamente de manifiesto en el consejo de administración, respetando en todo caso, cuando proceda, el deber de confidencialidad”.

La propuesta de Brufau explica que el deber de confidencialidad recaerá “también sobre el representante” designado cuando el consejero sea una persona jurídica. Este “deber de confidencialidad” obliga al consejero a “guardar secreto” incluso de las deliberaciones de los “órganos colegiados” de la empresa y de la información confidencial a la que tenga acceso, incluso después de cesar en su cargo.

De acuerdo con la información disponible, los consejeros aceptaron que la propuesta sea discutida en la asamblea con accionistas, excepto por un voto en contra. Aunque no se informó quién, no dude usted que fue el representante de Pemex.

Cuarto de junto

Skandia, la operadora de fondos de inversión con más de 255 mil clientes en México, cambió de nombre y utilizará el de Old Mutual, la marca que es principal accionista de Skandia desde hace cinco años. Julio Méndez se mantendrá al frente de la empresa… Impresionantes los números de Gruma: crecimiento de 94 por ciento en utilidades netas y de 152.2 por ciento en el precio de la acción en 2013.

jesus.rangel@milenio.com