Estira y afloja

Brufau y su máscara de vividor

El director general de Pemex, Emilio Lozoya, fue muy claro y directo ante los integrantes de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados: la paraestatal no busca incrementar su participación accionaria en Repsol y no mantiene negociaciones con Carlos Slim Helú ni con ningún otro empresario para este propósito. Lo que sí es cierto es que está en desacuerdo con el manejo administrativo que hace Antonio Brufau, el presidente de la petrolera española.

Más claro ni el agua, aunque el periódico ABC no quiera entender razones y mantenga la especulación de que a través de Slim, y no directamente, Pemex busca controlar la mayoría accionaria de Repsol. Reitero, la información tiene fines absolutamente especulativos para hacer creer que las expectativas de la petrolera son favorables y que sus estados financieros cambiarán de la noche a la mañana.

En su reunión con los diputados, Lozoya mostró su molestia porque Brufau, en caso de que se fuera “en este momento”, se llevaría cerca de 22 millones de euros de compensación. “Ésa es nuestra crítica”, precisó.

Es entendible la molestia del funcionario mexicano y si pide la cabeza del actual presidente de Repsol y yo fuera consejero, también lo apoyaría, porque Brufau parece más un vividor del dinero de millones de accionistas. C. de Margerie, el CEO de Total, tiene una compensación de 6 millones 482 mil euros en caso de cese, equivalentes a dos años de salario fijo más bonus; P. Scaroni, de ENI, se llevaría 5 millones 419 mil euros, más un componente variable no definido; Peter Voser, de Shell, alcanzaría 3 millones 900 mil euros, un año de salario fijo y bonus objetivo; R. W. Dudley, de BP, tendría como máximo un millón 308 mil euros, un año de salario fijo sin compensación, y el titular de Statoil, Helge Lund, sumaría un millón 966 mil euros, o sea, dos años de salario base.

Reitero lo que escribí ayer: en España especulan con mentiras, y ni así levanta el precio de las acciones de Repsol. Ayer volvió a bajar 0.65 por ciento y está en 18.39 euros por acción.

En la misma reunión con diputados, el titular de Pemex demostró temple y seguridad, y también desmintió que el proyecto de construcción de la refinería de Tula esté cancelado, ya que continúan los trabajos de ingeniería básica, remoción de basura y torres de electricidad, entre otros. En los próximos años invertirá 4 mil millones de pesos en la refinería de Tula.

Las discusiones sobre la reforma energética, como se ve, no son motivo para continuar las actividades normales en Pemex.