Estira y afloja

La huella ambiental de Arca y Ecoparq

Arca Continental, que preside Manuel L. Barragán Morales y dirige Francisco Garza Egloff, es de las empresas con huella ambiental muy clara: en 2015, como parte del sistema Coca-Cola, reabasteció a la naturaleza toda el agua que utilizó en sus operaciones de bebidas en México y Argentina. Consumió 1.69 litros de agua por litro de bebida producida, a solo 10 por ciento de alcanzar la meta de 2020.

Asimismo, está a 4 por ciento de alcanzar el objetivo de reducción de emisiones contaminantes para 2020, y el consumo de energía eléctrica por fuentes renovables, como la eólica o por biomasa, representó 17.3 por ciento del total, cercano al objetivo de 30 por ciento para 2020.

Respecto a 2010 redujo casi 20 por ciento el consumo de agua y la que utilizó está 30 por ciento debajo del consumo promedio de la industria. Gracias a la eficiencia, usó 260 mil metros cúbicos menos de agua que en 2010 y aumentó la producción en más de 16 por ciento.

En cuanto a Ecoparq, uno de los programas exitosos del gobierno de Miguel Ángel Mancera para combatir la contaminación, hay que decir que permitió un ahorro anual por cada uno de los 13 polígonos de 827 mil 47 litros de gasolina quemada, lo que representa un ahorro de 10 millones 412 mil 529 pesos.

El sábado cumplió cuatro años de funcionamiento en el polígono Lomas-Virreyes, y los operadores buscan alternativas de pago para facilitar la vida a los usuarios. En breve se atenderá la solicitud hecha por el propio comité vecinal en la delegación Cuauhtémoc para ampliar los parquímetros en la Roma-Condesa.

Los vecinos y usuarios saben ahora que antes el espacio donde están los parquímetros podía estar ocupado todo el día por un solo auto; ahora lo usan entre cinco y seis vehículo. El tiempo para buscar estacionamiento también se redujo de entre 15 y 30 minutos a solo tres, lo que ha implicado ahorros de 723 mil 666 horas hombre al año.

Ecoparq destina 30 por ciento de la contraprestación al mejoramiento del espacio urbano. Hasta ahora se han utilizado 70 millones de pesos en obras decididas por los vecinos.

Entre otras están las siguientes: en Polanco la rehabilitación de banquetas en las calles de Torcuato Tasso y Homero, el corredor Julio Verne en el tramo de Paseo de la Reforma y Emilio Castelar; los cruces seguros en Cicerón, Rubén Darío y Enrique Wallon. En la Anzures se rehabilitó el área verde en Ejército Nacional; en Las Lomas se mejoró la calle Volcán; y en la Roma Norte-Hipódromo se atendió el corredor Oaxaca y la iluminación en general.

jesus.rangel@milenio.com