Estira y afloja

Aprendizaje en la Ronda 1

El señalamiento más escuchado en las últimas horas es que la primera licitación de la Ronda 1 fue un fracaso. No comparto el juicio porque las prácticas de transparencia fueron excelentes, lo que da certeza jurídica a los participantes en las próximas convocatorias y porque ya puede empezar la competencia petrolera.

No se cumplió con la expectativa y es un aprendizaje para lo que viene: la licitación de mejores bloques en materia de prospectivas de reservas petroleras. Claro, ahí está el entorno adverso que existe en materia petrolera a nivel mundial por la nueva racha de baja en los precios y por el desconocimiento de cómo impactará el acuerdo con Irán. Además se dice que Pemex prepara otro ajuste presupuestal.

Entre especialistas se comentan varios errores en esta la licitación histórica: que se seleccionaron bloques con baja prospectiva de reservas lo que limita una estrategia exploratoria; el tamaño reducido de las áreas aumenta los riesgos en la inversión ante la incertidumbre de conseguir el éxito exploratorio; la definición de periodos de exploración cortos; la falta de información sísmica completa en ciertos bloques; la definición de un compromiso de trabajo mínimo inconsistente con los niveles exigidos de resultados muy altos, y el reducido tiempo para vislumbrar las condiciones fiscales.

Estos factores frenaron la participación de las empresas y se pueden recomponer. En diciembre pasado 49 corporativos declararon interés por estar en esta licitación; 39 pagaron el ingreso al cuarto de datos; 34 se inscribieron en la convocatoria y ayer solo estuvieron 9 empresas en la apertura de posiciones económicas.

En abril pasado Édgar Rangel, integrante de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), comentó en el seminario de energía que organizó el Instituto Las Américas en La Jolla, California, que se iba a colocar un 70 por ciento de los 14 bloques. Usted ya sabe el resultado: solo se asignó un 14 por ciento.

Carlos González Martínez, subdirector Estudios Económicos de Scotiabank México, apuntó que el resultado es “menor a la meta mínima (30 por ciento) que expertos y la propia CNH hubiera calificado como una licitación exitosa”. El consorcio integrado por la mexicana Sierra Oil & Gas, Talos Energy y Premier Oil ganó el segundo y séptimo bloque.

Analistas de Intercam destacaron que “podemos apreciar una primera fase de la Ronda 1 sin mucho entusiasmo de la iniciativa privada; esto puede explicarse por el mayor interés en otras fases de la Ronda 1”.

Señalan que en esta ocasión ninguna empresa que cotiza acciones en la Bolsa Mexicana de Valores participó. Alfa tiene más interés en las licitaciones de la fase 2 y 3 (aguas someras y terrestres) por los requerimientos de inversión, experiencia y riesgos.

Estaremos pendientes en septiembre.

jesus.rangel@milenio.com