Estira y afloja

Alianzas estratégicas de Pemex, para Gustavo Hernández

El viernes 22 de mayo habrá sesión de trabajo del Consejo de Administración de Pemex, que preside el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, que analizará y aprobará los nombramientos de los funcionarios que integrará la nueva estructura de la empresa productiva a sugerencia del director general, Emilio Lozoya.

Como se trata de un cambio radical, se ha de imaginar usted que hay muchos rumores y especulaciones, sobre todo sobre quién será el mandamás en la subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP).

Los demonios andan sueltos sobre todo porque Gustavo Hernández García solicitó licencia y dejó la dirección general de PEP que quedó a cargo de Juan Javier Hinojosa Puebla, subdirector de Gestión.

El punto es que al compactarse áreas y dentro de toda la reestructuración, Hinojosa Puebla será cabeza de PEP después de que sea aprobado su nombramiento por el Consejo de Administración, y Hernández García regresará a la petrolera con toda su experiencia para ocupar un puesto clave: el de alianzas estratégicas en materia de producción.

Este último puesto no existía y cobra relevancia ante la reforma energética que permite a Pemex precisamente realizar alianzas estratégicas con empresas privadas, sean nacionales o extranjeras.

Hay que resaltar que durante 2014, Pemex no reconoció ningún incremento material de la reservas de hidrocarburos como resultado de nuevas tecnologías, y ahora tendrá que informar precisamente lo que exista de reservas surgidas por las alianzas estratégicas. No es un asunto menor.

La semana pasada Pemex informó que el total de las reservas probadas desarrolladas y no desarrolladas de crudo, condensados e hidrocarburos líquidos disminuyeron 7.1 por ciento al pasar de 11 mil 79 millones de barriles (Mmb) al 31 de diciembre de 2013 a 10 mil 292 Mmb al cierre de 2014. Las reservas probadas desarrolladas de crudo, condensados e hidrocarburos líquidos provenientes de plantas de proceso disminuyeron, a su vez, 3 por ciento al pasar de 7 mil 360 Mmb a 7 mil 142 Mmb.

Pemex explicó que “los decrementos anteriores son básicamente consecuencia de los campos asignados a Pemex en la llamada Ronda Cero y de una disminución en las actividades relacionadas al desarrollo de campos debido a la terminación de 511 pozos, esto es, 265 pozos menos que en 2013”.

Ahora con Ronda 1, otros pozos se designarán a particulares, y precisamente deberán contribuir a elevar esas reservas. La alianza estratégica cobra mucha más importancia por lo mismo, ¿o no?

jesus.rangel@milenio.com