Estira y afloja

El porqué del Acueducto Monterrey

El diálogo entre funcionarios del grupo de transición del gobernador electo de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y dirigentes de Empresas ICA sobre el Acueducto Monterrey VI ha sido de altura, técnico, con absoluta apertura y analítico.

Jorge Arrambide, coordinador de Desarrollo Económico del grupo cercano a El Bronco ya analiza el informe de la empresa Hill International que le fue entregado por Víctor Bravo, responsable del proyecto, donde se apoya la inversión por 14 mil 162 millones de pesos más IVA y se plantean varias observaciones.

La empresa especializada parte de una advertencia del organismo Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM), en el sentido de que “de mantenerse las condiciones sin un proyecto en los próximos años, se presentaría un déficit de disponibilidad de agua potable que se agudizaría gradualmente en la medida en que se incrementaría la cantidad de demanda de agua potable en la zona de influencia”.

De hecho, el SADM estimó que “como máximo se podría satisfacer la demanda de la población en el Área Conurbada de la Zona Metropolitana de Monterrey (AC-ZMM) hasta el año 2014. Sin embargo, a partir del año 2015, aun extrayendo la capacidad máxima de las fuentes de abastecimiento disponibles, sería imposible satisfacer la demanda con las fuentes de agua existentes”.

El SADM ya consiguió la autorización federal para captar 15 metros cúbicos por segundo del río Pánuco y transportarlos hasta sus instalaciones en Cerro Prieto. El acueducto tendrá una longitud de 372 kilómetros con 20 metros de derecho de vía para excavación y tendido de tubería y colocación de las líneas de transmisión de energía eléctrica.

La conducción del agua se inicia en la Estación de Bombeo 1 a través de los estados de San Luis Potosí, Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León. En San Luis Potosí pasará por los municipios de Tamuín y Ébano; en Veracruz por Pánuco; en Tamaulipas por El Mante, González, Xicoténcatl, Llera, Casas, Victoria, Güémez, Padilla, Hidalgo y Villagrán, y en Nuevo León finalizará en Linares.

Hill International destaca que “las propuestas de mejora” presentadas por el consorcio Aquos Promotora de Infraestructura del que ayer le comenté, “referentes a la obra de toma, al sistema de pretratamiento y a la torre unidireccional contribuyen a un adecuado funcionamiento del proyecto e incrementan los niveles de seguridad del mismo… Somos de la opinión que, a falta de analizar el Proyecto Ejecutivo que aún no está disponible, el proyecto está bien diseñado, puede construirse y operarse técnicamente según las hipótesis planteadas por Aquos, siempre y cuando se cumplan con todos los estándares de construcción vigentes”.

El tema continuará mañana.

 

jesus.rangel@milenio.com