Un ojo al gato

“Se suspende: la playa del amor”

¡Estoy anonadada!

"Mis próximas vacaciones me voy a las Islas Marietas," ¿Cuántos de nosotros no hemos dicho eso?, y ya fuera por falta de tiempo, cuestiones económicas, laborales no pudimos programar ese viaje, pero todavía tenemos la esperanza de poder ir. De seguro muchos tuvieron la oportunidad de ir en Semana Santa.

Sí, en efecto, en las dos semanas de vacaciones se registró un total de 27, 000 turistas, en promedio 3,000 personas visitaban este lugar al día, las cuales fueron trasladadas en 230 embarcaciones, de seguro vale la pena porque lo hermoso de este lugar es su ecosistema representado por más de 10 especies de corales, 115 especies de peces, además de que es zona de reproducción de la ballena jorobada, la tortuga Golfina y 16 especies de aves marinas que incluye al pájaro Bobo Café. ¡Suena hermoso!

Ya se imaginarán mi cara cuando me vengo enterando que de acuerdo al Programa de Manejo del Parque, solamente se permiten 625 visitantes al día, lo que quiere decir hubo 2,375 colados, esto ocasiono exceso de anclaje de las embarcaciones, buceo masivo, concentración de visitantes generaron contaminación por residuos de combustibles, aceites, basura y desperdicios, aparte de eso, se observó que hubo extracción de fragmentos de coral, crustáceos y moluscos por parte de los visitantes.

Así que de acuerdo a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) ha informado que a partir del 9 de mayo, cerraran la isla por tiempo indefinido para poner en marcha un programa de rescate que incluye la restauración de arrecifes de coral, limpieza de playa y fondo de mar, así como la recuperación natural del ecosistema.

Todo este nuevo programa de rescate, no solamente se enfocará a la restauración de la isla, sino que también se diseñarán nuevos mecanismos de control y se buscará sensibilizar a las comunidades, para evitar nuevamente la contaminación de las aguas y la destrucción de los arrecifes del coral.

¿Qué fue lo que hicieron los turistas en dos semanas para que la isla entrara a un programa de recuperación?

Sin embargo, espero que todos aquellos que tienen un pequeño fragmento de coral, sea un recordatorio de los buenos momentos, pero sobre todo... ¡Del daño ocasionado!