Un ojo al gato

"Una nueva realidad"

¡Esos aparatos tienen al diablo!

Era el comentario que recibíamos por parte de mi papá cuando nos veía jugar, evidentemente nosotros sabíamos la mentira detrás de esa frase, pero años después entendimos que esa afirmación se hacía porque cada vez que nos hablaban mis papás sucedían tres cosas: una, lo ignorábamos; dos, les contestábamos mal; tres, dejábamos de jugar y hacíamos las cosas de malas y mal.

Y así fue como poco a poco, los columpios solamente se movían gracias al viento, las hojas se divertían al resbalar por la resbaladilla, el pasto pudo crecer descontroladamente ya que nadie lo pisaba, los arboles dejaron de ser intimidantes cuando se dieron cuenta de que no había ningún niño que los viera como un desafío, y lo único que quedaron en los parques fueron vagos recuerdos de las risas de niños.

Definitivamente éstas últimas generaciones han crecido encerrados en sus casas, jugando videojuegos, la idea de parque dejó de existir y ahora estos forman parte de los programas gubernamentales "Recuperación de espacios públicos" porque no saben qué hacer con un jardín o un parque que hace años no se usa.
Sin embargo, ha sucedido un milagro, un ángel ha tocado esos aparatos del diablo, y finalmente se está logrando el equilibrio entre la fantasía y la realidad, Pokémon Go, hoy en día está obligando a las personas a salir a la calle, a caminar, a convivir con otros, todos queremos estar cerca de una Pokeparada, conquistar un Gimnasio, o atrapar el mayor número de pokémones que se puedan; e incluso debemos de confesar que muchos de nosotros estamos manejando más despacio, debemos de estar a la vanguardia por si aparece un pokémon que no tenemos.

Pokémon Go, va más allá de un videojuego que nos recuerda nuestra infancia, se ha convertido en una aplicación revolucionaria, que está sacando a los niños y adolescentes de sus casas y los está obligando a conocer su ciudad de una manera nueva y divertida.

Definitivamente este juego es el inicio de una nueva realidad, que cambiará la actividad y el ritmo de la vida de estas nuevas generaciones.