Un ojo al gato

“Surrealismo Mexicano”

¡México surrealista!

El surrealismo, cree en la existencia de otra realidad, consta de plantear un mundo absurdo, ilógico; se procuraba que la pintura explicara el inconsciente, la realidad, los sueños, los deseos, y estas imágenes fueran trasladadas al mundo del arte.

Dalí, es considerado como un pintor surrealista y en algún momento comentó: "De ninguna manera volveré a México; no soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas".

Y esto es una realidad, México es el ejemplo claro del mundo surrealista, incluso lo que no te puedes imaginar, lo podemos ver en el país. El otro día recordaba con mis hermanos de un viaje que hicimos, nos encontramos con una realidad completamente surrealista, en una carretera, en medio de la nada, había un toro en una jaula, nada más un toro y una jaula. Y mientras veíamos la escena, nos empezamos a cuestionar ¿cómo llegó la jaula ahí? ¿Quién deja una jaula con un toro en medio de la nada? Y así podría seguir mencionando nuestros cuestionamientos. O cuando manejaba la carretera México-Toluca, por razones diversas tuve que tomar un retorno y a la mitad de la curva, me topé con un muro de concreto; era un camino que no llevaba a ningún lado...definitivamente, solo en México. Y así podríamos seguir numerando hechos en dónde solamente podemos pensar definitivamente #SoloenMéxico.

Y creo que eso es lo bello y Dalí lo reconocía. Somos una cultura surrealista, en donde todo lo absurdo que podemos soñar o imaginar, lo podemos encontrar, pero lo maravilloso de nuestra cultura es que somos capaces de encontrar la lógica en lo ilógico; pase lo que pase, por muy burdo que sea, siempre tendrá una razón de ser; finalmente están haciendo la obra en la carretera, es evidente que tenían que poner una pared de concreto para construir el segundo piso.

Creo que por eso Dalí no soportaba saber que existía una ciudad donde sus pinturas podrían convertirse en una realidad. A lo mejor es parte de nosotros como mexicanos, hacer cosas que son completamente surrealistas, cosas que cualquier otra cultura no podría ni entender ni explicar. Y la verdad me encanta tener este lado, porque estoy segura de que así

¡México siempre me sorprenderá!