Un ojo al gato

Sándwich especial

¡Los hermanos sándwich!

Muchas veces el hermano de en medio, queda como el olvidado, ya que siempre he dicho que el primer hijo, es el experimento de los papás, ¿cómo cambiar el pañal? ¿Cómo regañarlo?, ¿cómo enseñarle? Cuando llega el segundo hijo, éste se convierte en el centro de atención de muchos... pero esta gloría del hijo dura poco, en cuanto llega el tercero...todo se acabó... dejamos de ser el centro de atención, o están muy enfocados en educar al primero o en cuidar al tercero.

De acuerdo a unos psicólogos, el hermano mayor, siempre llamará la atención del papá y los abuelos por otro lado, la mamá se centrará en el hermano pequeño ya que requiere más atención; esto causará que el sándwich comience a competir con el mayor, e incluso lo quiera superar, o inversamente que tenga regresiones y actitudes parecidas al hermano menor.

Sin embargo ¿qué pasa cuando los papás logran tener un equilibrio con el trato de los hijos?, son cercanos, reservan tiempo para cada uno de ellos y los hacen sentir especiales porque saben que cada uno es diferente.

Cada uno de los hijos se caracteriza por algo, en mi caso, yo lo veo así. Mi hermano mayor es el filosofo, mi hermana mayor es la intelectual, mi hermana menor es la ecologista y mi hermano menor es el maduro. ¿Pero qué pasa con los hermanos sándwich?.

Hace poco me encontré un link que menciona las características de los hermanos de en medio y he de confesar que me sentí identificada; somos más independientes, mentalmente más abiertos, sabemos solucionar problemas con mayor facilidad, controlamos mejor nuestras emociones (finalmente tenemos años de práctica actuando maduramente como los hermanos mayores o muy infantiles como los menores) y sobre todo, por la experiencia de ser opacados por los hermanos; siempre podemos destacar... digo, después de tanto opacamiento, aprendimos a ser ingeniosos.

Del mismo modo los hermanos de en medio tienen mayor facilidad para relacionarse con personas diferentes, tienden a ser un poco más tolerantes con las diferentes personalidades, se acoplan con mayor facilidad al ambiente en el que se encuentran.

Pero ante todo, los hermanos sándwich, tenemos algo certero: hacer frente a todos los retos que por naturaleza tenemos, nos hace simplemente ¡increíbles!