Golpe bajo

Las torpezas del edil de San Andrés

Lloriquear por los pasillos de la Presidencia Municipal y fuera de su oficina cuando sus empleados, sus partidarios, o sus amistades lo abordan sobre el asunto de los límites territoriales, se volvió característico del edil de San Andrés Cholula.
Quienes han platicado con él o lo han escuchado, dicen que el alcalde culpa a los habitantes de la pérdida de territorio que enfrentó San Andrés con la resolución aprobada el 6 de diciembre de 2013 por el Congreso del Estado.
Más que tener el valor de aceptar la negligencia de la administración 2011-2014 que ha tenido tres alcaldes -Miguel Ángel Huepa, Andrés Cóyotl y Jesús Romero- para defender por la vía legal el municipio o reconocer la deslealtad que como autoridades tuvieron con sus ciudadanos, hace lo contrario.
El presidente municipal ha reprochado que en manifestaciones previas a la definición de los límites solo participara una minoría de habitantes y que eso fuera la consecuencia de que los diputados favorecieran a la ciudad de Puebla.
Lo que no quiere ver es que los pobladores viven al día y tienen que salir a trabajar para ganar dinero para comer, antes de manifestarse en las calles. Se le olvida que los pobladores no perciben jugosos sueldos como él y sus regidores.
Jesús Romero, quien ni originario es de San Andrés, menos ha tenido el valor de aceptar que los panistas de ese municipio se prestaron al circo que programaron de pelear por la Presidencia una semana antes de la resolución del Congreso, para que el ayuntamiento no actuara en defensa del territorio.
A todo eso, el edil se ha dado a conocer por decir mentiras.
Vea si no: ayer luego de que ministeriales detuvieran cinco de sus policías en el Complejo de Seguridad Pública, por su presunta vinculación en el homicidio del joven de 29 años de edad, encontrado el domingo en el kilómetro 110 de la autopista Puebla México, dijo que la presencia de los ministeriales fue para revisar el armamento, documentación, patrullas y aplicar pruebas antidoping a los uniformados.
El pasado 13 de enero también falseó cuando Andrés Cóyotl acudió a la Presidencia, según a querer retomar el cargo de alcalde suplente. Ese día declaró a medios digitales que no era cierto y cuatro días después reconoció a otros medios que sí fue Cóyotl a la oficina, pero que él no se encontraba cuando éste se presentó y se mostró agresivo con su secretaria.