Golpe bajo

La era de las tabletas en la Primaria

Con la adquisición de tabletas electrónicas para alumnos del quinto grado de Primaria, surgen un par dudas que la SEP federal no ha despejado.

Una es si realmente los profesores saben usarlas o ¿cómo los docentes van aplicarlas en el plan de aprendizaje de sus alumnos en las aulas?

La otra duda es si habrá operativos policíacos en las inmediaciones de las escuelas, para prevenir el robo de los equipos tecnológicos, por eso de que se ha vuelto común el atraco a celulares a estudiantes cuando salen de las instituciones educativas.

La SEP lanzó el pasado el 27 de febrero una licitación pública para la compra de 709,824 tabletas electrónicas que distribuirá para el ciclo escolar 2014-2015 a alumnos de quinto grado de los estados de Colima, México, Puebla, Sonora, Tabasco y Distrito Federal.

La SEP difundió que la convocatoria fue conforme a lo dispuesto en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. El objetivo de la incorporación de tecnologías de la información en el proceso de enseñanza y aprendizaje, es para lograr equidad social y educativa, al incorporarlos a los alumnos a la cultura digital.

Primero habrá que esperar que los equipos sean funcionales, y que no sean “made in China”, por eso de que tendrán un costo promedio de 1,700 pesos cada una. Eso a diferencia de las iPads mini que se compraron el año anterior los diputados federales con cargo al erario público, con un precio de más de 10,000 pesos cada equipo.

Actualmente los niños y adolescentes no tienen problemas con el uso de la tecnología. Utilizan un celular Smartphone y entienden las aplicaciones casi de inmediato.

La pregunta es si los profesores con 20, 25 o más de 30 años de labor docente podrán hacer uso de los equipos, cuando algunos no están familiarizados ni con una computadora, ni con un celular moderno.

Las tabletas electrónicas serán una herramienta tecnológica en las aulas, ¿Será que los profesores contarán con un programa para el uso adecuado de los equipos, para que los niños no se pierdan navegando en otras páginas?

Y cuando salgan de la escuela ¿Qué? ¿Quién va a cuidar a los menores de edad de los delincuentes, cuando vayan cargando sus tabletas en las mochilas? Si así, afuera de las universidades en Puebla se han registrado robos con violencia a estudiantes, ¿Cómo defender a los pequeños?