Golpe bajo

La sabrosa carne de perro en Puebla

Un éxito resultaron los restaurantes de comida china en Puebla, en una década se vio la propagación.

En la ciudad de Puebla y Cholula hay más de 20 restaurantes que publicitan su comida en la sección amarilla: en Zavaleta, Plaza Dorada, Centro Histórico, Angelópolis, La Noria, Capu y Avenida Juárez.

Los restaurantes lucen generalmente llenos después de las dos de la tarde.

Los precios son accesibles, de 60 a 80 pesos por persona.

Miles de poblanos hemos probado los deliciosos platillos chinos, varios elaborados con carne.

El martes pasado en la ciudad fronteriza de Tijuana (Baja California), fue encontrado un perro muerto en el restaurante chino Lo Yen City, al parecer usado para la elaboración de platillos.

Ayer, en un operativo, a 50 establecimientos de comida china en esa ciudad, hecho por la Dirección de Verificación Municipal de Tijuana, seis fueron clausurados porque se encontraron jaulas y pelaje de perro en las cocinas.

En rueda de prensa en la ciudad fronteriza, el cónsul de la República China en Tijuana, Wang Jian, dijo que los asiáticos comen perros en México y aseguró que no son servidos a los clientes.

En la ciudad de Puebla, en los restaurantes chinos no sabemos cuántos operativos han hecho las autoridades municipales y sanitarias a estos lugares.

Tal vez nunca hayamos comido carne de perro en estos establecimientos. O si ya sucedió, qué rico cocinan.

Para los chinos, los perros son parte de su gastronomía, no todavía para los poblanos, al menos no de forma oficial.

Trabajadores de estos establecimientos en Puebla comentaron a este reportero, que no hay revisiones de las autoridades sanitarias.

Los negocios entran en operación, siempre y cuando haya licencia de funcionamiento, que se cumplan las medidas de protección civil y que los dueños paguen impuestos.

Hasta la cocina no han revisado las autoridades.

El caso de Tijuana no necesariamente debe generalizarse.

Bien valdría la pena que las autoridades responsables revisen periódicamente las cocinas de los restaurantes chinos. No vaya siendo que se encuentren uno que otro perrito callejero o bien alimentado.

Mientras tanto, a seguir probando las delicias de la gastronomía oriental.

tirzoivan@gmail.com