Golpe bajo

La ocurrencia con la que ex mandos quieren dejar la cárcel

La defensa legal de los mandos policiacos estatales detenidos hace un año por proteger a robaductos que transportaban 30 camiones y camionetas con gasolina robada a Pemex, tuvo una ocurrencia con la que planea sacarlos de la cárcel.

En julio de 2015 Marco Estrada y Tomás Méndez, en ese entonces director de la Policía Estatal y director del Grupo de Operaciones Especiales, fueron detenidos por elementos del Ejército.

Estos sujetos que eran de toda la confianza de Facundo Rosas, quien fungía como secretario de Seguridad Pública Estatal y que tras el escándalo renunció al cargo dos semanas después, no tuvieron en ese momento cómo demostrar su inocencia.

Los militares entregaron a los hoy ex mandos al ministerio público federal, por la presunta protección a robaductos que llevaban un convoy de unidades cargadas con gasolina ordeñada a un ducto, esto en la comunidad de Los Nava, en el municipio de Tepeaca.

Un año ha pasado y la defensa legal presentará esta semana en una audiencia a un Juez, las pruebas con las que busca dejar a este par de sujetos como inocentes, como víctimas de los militares que les sembraron el delito.

Los ex mandos van adiestrados para declarar que el día de su detención estaban en busca de una camioneta volcada en la región de Tepeaca, por un reporte ciudadano que recibieron.

Los abogados reforzarán esa idea, que fue una coincidencia que iban pasando junto a las unidades de los robaductos, cuando los militares estaban cerca.

Para fortalecer la estrategia legal, la defensa planea llevar a un supuesto militar que declarará a favor de Estrada y Méndez, a decir que él escuchó a los ex mandos exponer, el día de su detención, que buscaban la camioneta volcada.

Ahora resulta que dos mandos policiacos muy 'comprometidos' con su trabajo quisieron ir personalmente a atender un accidente vial y no ordenar a policías que fueran a revisar el tema.

Habrá que conocer los argumentos del ministerio público federal, para sostener que los dos ex mandos están involucrados con robaductos. En recientes audiencias se ha visto a un MP muy en calma. El representante jurídico de Pemex ha tenido más firmeza para sostener que estos sujetos están implicados con la delincuencia.

Por cierto, nadie sabe dónde está Facundo Rosas, a un año de la detención de sus angelitos.

tirzoivan@gmail.com