Golpe bajo

El fantasma del abstencionismo

El desinterés de los poblanos por elegir gobernador aumentó en 12 años. En términos reales fueron 518 mil 960 los ciudadanos que se sumaron a la lista de los que no salieron a votar entre 1998 y 2010.

Veamos si no: en la elección de 1998 fueron 1.1 millones de poblanos los que aparecieron en la lista de abstencionismo y en 2010 fue de 1.6 millones de ciudadanos.

Es notorio que en cada proceso los ciudadanos muestran mayor desinterés, no le creen a los partidos políticos, ni a los candidatos.

Es lamentable que los últimos gobernadores fueran electos por un mínimo porcentaje de poblanos.

Vayamos a las estadísticas de los últimos tres procesos electorales para comprender mejor este desinterés de los poblanos.

En los comicios de 1998, el listado nominal fue de 2 millones 535 mil 316 de personas, de los cuales votaron 1 407 mil 316 (el 55.1 por ciento) y 1 millón 128 mil no sufragaron el (44.9 por ciento).

En la jornada electoral de 2004, el listado nominal fue de 3 millones 237 mil 686 de electores. En ese año la participación fue de 1 millón 786 mil 555 personas (55.18 por ciento) y el abstencionismo de 1 millón 451 mil 130 ciudadanos (44.82 por ciento).

En 2010, el listado nominal fue de 3 millones 850 mil 828 electores. El Instituto Electoral del Estado contabilizó 2 millones 203 mil 868 votos (el 57.24 por ciento de participación) y 1 millón 646 mil 960 de abstencionistas (42.76 por ciento).

También los votos nulos vienen en aumento. La gente muestra interés por asistir a las urnas, pero al tener las boletas en frente deciden tachar todo, para no darle su voto a ninguno de los aspirantes.

Esto se debe al incumplimiento de compromisos de campaña por parte de los candidatos, así como a las acciones de corrupción.

En 1998 los votos nulos registrados fueron 35 mil 753, en la jornada electoral de 2004 fue de 57 mil 373 votos anulados y en el 2010 fue de 84 mil 101.

Las cifras son contundentes, los ciudadanos no tienen simpatía con el PRI, ni con el PAN, el PRD, Morena, MC, CPP, PSI, PES, PT, PVEM.

El 5 de junio además de ganar la elección, quien sea electo deberá vencer el abstencionismo, porque los últimos tres mandatarios han gobernado el estado con una cuarta parte de poblanos que los eligieron. Las otras tres cuartas partes forman parte de las estadísticas de abstencionismo, votos nulos o que le dieron su sufragio a otro candidato.

ivan.tirzo@milenio.com