Golpe bajo

El engaño de un pseudoasesor en Migración

Ruth "N" llegó con sus hijos a radicar de forma temporal a Puebla. Sólo contaba con el permiso para permanecer seis meses en México. La mujer determinó estar otro tiempo y hacer los trámites legales.
Ruth acudió a la oficina en Puebla del Instituto Nacional de Migración (INM) para gestionar la estancia, pero cayó en manos de un pseudoasesor de la dependencia.
La extranjera, que por ahora evitó dar su nacionalidad, por miedo a ser identificada y deportada a su país, llegó un día a la delegación del INM, antes de vencer el permiso de estancia en territorio mexicano.
El trajeado se acercó a ella y pidió abandonar la fila. Ruth lo siguió y tomó asiento en alguna parte de la oficina, donde el sujeto tomó sus datos en una computadora. Después de unos minutos le entregó un papel y le dijo que esperara la llamada telefónica para hacer comenzar con el trámite.
A los cuatro días recibió la llamada, para que ella se presentara en la delegación del INM.
El sujeto le dijo que él sería el asesor asignado a su caso para explicarle el proceso para ampliar el permiso para permanecer en México.
Poco después volvió a recibir la llamada del mismo trajeado, quien pidió verla, esta vez afuera de una tienda Oxxo cerca del Paseo Bravo.
El pseudoasesor provocó miedo a la extranjera con no acercarse al INM, porque podría ser capturada por no ser mexicana. Ella cayó en sus engaños y le entregó un pago inicial 2,800 pesos que él pidió para hacer el trámite en pocos días.
Ruth confió en él y entregó los pasaportes y las visas de ella y de sus hijos. Él se desapareció por un tiempo, ya no hubo llamadas telefónicas de él, ni tampoco contestaba el celular, hasta que un día lo fue a esperar afuera de la delegación del Instituto.
El sujeto dijo que nada pudo hacerse y que había extraviado la documentación de ella y de sus hijos.
Ella insistió y después de meses el devolvió los pasaportes.
Ruth ahora tiene miedo de presentarse al INM, donde teme ser acosada por el pseudoasesor o ser deportada a su país por personal del organismo, porque ya venció el tiempo legal para permanecer en México.
Sus hijos ya perdieron un ciclo escolar y no sabe a dónde acudir, porque sabe que su situación ya es la de una ilegal, eso tras ser víctima de engaños y de una estafa de un sujeto que se hizo pasar como asesor del INM.
Ese es solo un caso de lo que sucede con pseudoasesores en la oficina del INM, donde por cierto el nombre de su titular Ardelio Vargas es difundido como una opción para encabezar la Comisión Nacional de Seguridad.