Golpe bajo

Ediles de zona ‘huachicolera’ se apuntan para 2018

Alcaldes de los municipios huachicoleros no se afligen por los enfrentamientos de bandas de robaductos con militares, ni por la actividad delictiva que está causando una descomposición social.

Más ocupados están en su ambición de aparecer en la boleta del proceso electoral 2018, para seguir en la nómina del erario público, esa que pagamos los más de 110 millones de mexicanos.

Hay ediles de la franja roja de Puebla que son una reproducción de “El Varguitas”, el personaje principal de la película “La Ley de Herodes”, quien tras abusar de sus habitantes de la localidad “San Pedro de los Aguaros” y salvarse de ser linchado por ellos, logra su sueño de llegar a la Cámara de Diputados.

Por ahora hay dos ediles de esta franja con intenciones claras de contender por una diputación local o federal. Tienen algo en común, ya fueron legisladores y en 2014 ganaron la elección en sus alcaldías por la mega coalición encabezada por el PAN.

Uno es el edil de Tlalancaleca, Óscar Anguiano. Sí, el alcalde que promovió los arrimones y el manoseo en el festejo que organizó con motivo del Día de la Madre, el 12 de mayo.

La ocurrencia electorera fue contratar strippers para mamás, sin pensar que había decenas de niños que observaban el espectáculo de tres sujetos que se quitaron la ropa.

Anguiano gobierna el municipio donde fue reportado el primer caso de un estudiante de secundaria que amenazó a un profesor para no mandar a llamar a su mamá para reportarle su mala conducta y su ausencias en clases, a cambio de  5 mil pesos por la actividad delictiva.

Esto ocurrió en una escuela de la localidad de San Francisco Tláloc, donde en mayo de 2016 este reportero dio a conocer los primeros casos de “niños halcones”.

El otro es Inés Saturnino, edil de Tecamachalco, municipio con menor actividad huachicolera pero que no deja de formar parte de la franja roja.

El edil se ha caracterizado por celebrar sus fiestas al estilo “Layín” (edil de San Blas, Nayarit, personaje conocido por decir que roba poquito y hoy es candidato a gobernador).

Saturnino celebró en abril su cumpleaños 47 con una mega fiesta con comida y bebidas para 8 mil personas, además de tres grupos musicales.

Su fotografía y nombre ocupa las principales avenidas de este municipio, en revistas para promocionarlo políticamente.

En sus municipios todos saben que están muy firmes con sus aspiraciones para entrar al Congreso del Estado o en la Cámara de Diputados, que es mejor, porque están seguros que su partido los postulará como candidatos.

La lista de los ediles de municipios huachicoleros crecerá, por ahora solo hay trascendidos de que la misma ruta seguirían los ediles de Texmelucan, Rafael Núñez; de Tepeaca, David Huerta; Quecholac, Néstor Camarillo; y Amozoc, José Cruz, pero no hay nada confirmado.

Ya veremos hasta dónde están dispuestos los partidos a poner candados a quienes son corresponsables con la actividad delictiva en los municipios donde hay ordeña de gasolina, por omitirlo o por estar coludidos. ¿O será que el financiamiento proveniente de la gasolina robada comprará conciencias?

 tirzo.ivan@gmail.com