Golpe bajo

Los coqueteos del voto corporativo

Algo básico en una elección, son las traiciones. Solo los candidatos ciegos y sordos no ven ni escuchan lo que a sus espaldas hacen los líderes de organizaciones y sindicatos, que manifestaron fidelidad.

Las regidurías, diputaciones federales y locales, contratos millonarios en obras, que ceden gobernantes y partidos políticos a estos dirigentes, muchas veces no se traduce en votos en las urnas.

Los líderes obtienen poder económico y político, por encima de sus representados, aquellos a quienes dicen defender: pobres, comerciantes, campesinos, obreros y demás.

Las posiciones políticas que obtienen estos dirigentes son para sus familiares y para sus juniors.

De estos hay un sinfín de casos en Puebla, como Leobardo Soto, líder de la CTM y diputado local, que este año movió estructura y recursos para que su hijo Leobardo Soto lograra ser diputado federal suplente, por un distrito del norte del estado.

O Antorcha Campesina, que ha obtenido regidurías en el ayuntamiento de Puebla, y que tuvo como diputada federal por el PRI a Soraya Córdova en el periodo 2012-2015 y que para el ciclo 2015-2018 fueron electos también como legisladores federales del PRI, su esposo y su hermana, Juan Celis y Hersilia Córdova.

La CTM es una agrupación priista, que el año pasado, su líder Leobardo Soto dijo a medios que a la organización le ha ido mejor en el sexenio del gobernador Rafael Moreno Valle, que con el ex mandatario Mario Marín

¿Sabrán los dirigentes de Antorcha, que sus representantes en colonias comentan a los afiliados, que la organización ya tiene candidato para el 2016?

Estos voceros andan diciendo que el antorchismo va con Antonio Gali, porque ha hecho muchas obras en las colonias del sur de la ciudad, además de que los negocios de la organización operan sin problemas en la capital, como algunas grúas que no portan placas de circulación.

Estas son algunas de las organizaciones más grandes en el estado, hay otras que se irán definiendo, conforme haya candidatos y se acerque el día de la jornada electoral. Habrá otras con menor fuerza, como la 28 de Octubre, que cobrará venganza contra sus enemigos.

Partidos políticos y candidatos deberán estar muy alertas de las traiciones de los líderes que venden el voto corporativo de sus afiliados.