Golpe bajo

Un caso de abuso policial en Zacatlán


Quien es amigo de algún funcionario o integrante de Cabildo de Zacatlán, puede cometer atropellos al margen de la ley y tener el cobijo de policías en el municipio. Ciudadanos ven pisoteados sus derechos en la administración del edil, Marcos Flores Morales.

Hay un caso en particular que ya fue denunciado a la Procuraduría General de Justicia, a través de la Dirección General de Investigación para los Delitos Cometidos por Servidores Públicos, con número de expediente CDI-69/2015/DGSP-IV; y a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla, con folio 1892.

El afectado explicó a las autoridades que el 15 de agosto de 2015 conducía su vehículo sobre la calle 16 de Septiembre y la carretera Interserrana, acompañado de familiares, cuando su automóvil fue chocado por un vehículo que manejaba una persona en segundo grado de alcoholemia, de nombre José Ordóñez.

Policías municipales llegaron al lugar y el responsable probó su amistad con un integrante del Cabildo.

Los uniformados resguardaron a esta persona y ordenaron a los afectados que movieran su unidad, para no afectar la circulación vehicular, y con el fin de cambiar el peritaje.

Los policías evitaron que el caso llegara al ministerio público e hicieron que este fuera atendido por el Juzgado Calificador, que depende de la Sindicatura Municipal.

El encargado del Juzgado obligó a los afectados a llegar a un convenio con el responsable y solicitándoles que evitaran un proceso legal, a pesar de las lesiones de los afectados y de que su vehículo fue pérdida total.

El familiar de uno de los lesionados se inconformó cuando escuchó que los policías estaban dando un nombre distinto al del responsable del choque, en el Juzgado. En respuesta, los uniformados lo aseguraron y lo golpearon.

Al conductor ebrio lo dejaron ir. Por estos hechos, los afectados denunciaron a cinco policías municipales, a personal de la Sindicatura, por los delitos de abuso de autoridad, abuso de la fuerza policial, intimidación a mano armada, y alteración de evidencia.

Las pruebas que presentaron a las autoridades son videos, en los que se observan que hay policías que no portan placa para desempeñar su puesto, incurriendo en usurpación de funciones.

  tirzoivan@gmail.com