Golpe bajo

De adjudicaciones amañadas en la delegación del IMSS

Una persona de apellido Navarrete hizo llegar una carta a la Presidencia de la República, a la oficina central del IMSS y a la Auditoría Superior de la Federación, para pedir una investigación en la delegación Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social.

En la misiva, la persona acusa que hay adjudicaciones amañadas, sin licitación pública y sin la invitación a por lo menos tres proveedores.

En lo que se aclara si eso tiene algo de cierto, surgen dudas sobre los contratos que hace la delegación.

La persona que firma la carta cita el caso de una empresa que presta el servicio de limpieza, de la que supuestamente el dueño es familiar del jefe de Servicios Jurídicos de la delegación en Puebla, Alejandro Minor.

Además de haber preferencia a ciertos proveedores con los que se le dan el porcentaje por adelantado por la adjudicación.

La Ley de Adquisiciones Arrendamientos y Servicios del Sector Público establece que debe invitarse al menos a tres personas en el proceso de adjudicación.

Cita casos de las adjudicaciones para distintos servicios en los Hospitales Rurales IMSS-Oportunidades de la Ceiba, Chignahuapan, El Seco y Chiautla de Tapia, a través de los contratos IA-019GYR006-N407 2014, IA-019GYR006-N375 2014, IA-019GYR006-N374 2014 y IA-019GYR006-N373 2014.

Las adjudicaciones se hicieron en diciembre para la reparación de equipos eléctricos, reparación de transformador de 500 KVA, reparación de regulador de voltaje 220-220, rehabilitación integral de planta de emergencia de 127, sustitución de subestación eléctrica, sustitución de receptáculo  para intemperie, sustitución de 10 tableros eléctricos, reparación integral de equipos médicos, reparación integral de mastógrafo.

Quienes también denuncian abusos son policías turísticos municipales de Puebla, que aseguran que mandos de la corporación los cargaron de trabajo con un 50% más de su horario establecido.

Desde las últimas semanas de 2014, los policías turísticos cubren 12 horas de jornada laboral y a pie, cuando fueron contratados para periodos de ocho horas. Cuando su jefe lo ordena, hay semanas sin día de descanso.

En específico acusan a la encargada de la Comisaría de la Policía Turística Municipal, Reina Birruete. Ella fue quien prometió homologar sueldos con los de los policías estatales, algo que no cumplió. 

tirzoivan@gmail.com