Golpe bajo

Texmelucan en alerta

El dictamen de Petróleos Mexicanos en el 2010 fue que una toma clandestina causó la explosión el 19 de diciembre de ese año, en San Martín Texmelucan, con un saldo de 30 personas fallecidas.

Vecinos del lugar nunca compartieron la versión oficial, en distintas entrevistas con medios de comunicación sostuvieron que la desgracia fue a consecuencia del mal estado del ducto de 30 pulgadas que conecta a Venta de Carpio, Veracruz, con Nuevo Teapa, Estado de México.

Pasaron los años y los sobrevivientes expresaron que la falla en el poliducto provocó la fuga de miles de litros de combustible por la calle Felipe Luna, hasta encontrar un punto de combustión que causó la explosión.

El pasado lunes Milenio Puebla publicó un reportaje que incluyó la versión de Juan Evaristo Vilchis Correa, quien alertó que ese ducto de 30 pulgadas nunca fue sustituido y que fue una promesa de Petróleos Mexicanos (Pemex), al firmarse una minuta el 13 de enero del 2011, entre la paraestatal y vecinos de Texmelucan, de cambiarlo.

El también ex funcionario del ayuntamiento de Texmelucan alertó de los riesgos de otra nueva explosión en la zona.

Además de la situación del viejo ducto, están las tomas clandestinas que van en aumento y que rebasan la seguridad que hace la administración municipal de Texmelucan en la región.

Vía transparencia, Petróleos Mexicanos documentó que en los años 2011 y 2012 no hubo tomas clandestinas en San Martín Texmelucan. En los 2013 y 2014 fueron 8 y 12, por cada año. En este año versiones periodísticas dan cuenta de 14 acciones relacionadas con el robo de combustible a ductos en esa región.

Esto refleja el aumento del problema y hace que Texmelucan se vuelva una bomba de tiempo.

Personal de Pemex, que vino de la oficina central de la Ciudad de México, estuvo en Texmelucan el pasado martes, para recopilar información sobre la situación del ducto en ese municipio.

Cuando fue la explosión, no existía un atlas de riesgos de los ductos que atraviesan por el estado de Puebla, con datos sobre las familias que viven cerca de esa red que transporta gasolinas.

El atlas fue entregado por Pemex a la autoridad estatal hasta el 24 de junio de 2011, seis meses después de la desgracia.

Es tiempo de tomar las medidas preventivas correspondientes.

tirzoivan@gmail.com