Golpe bajo

Los candidatos y su Semana Santa

Si la Semana Santa fuera sólo para políticos, habría que imaginarlos ayunando y cargando las imágenes religiosas, para que sus plegarias sean escuchadas por Jesucristo.

El periodo de reflexión que inicia con el Domingo de Ramos y acaba con el Domingo de Resurrección, es el último que tienen los políticos para elevar sus rogativas a Dios.

Después sólo quedarán seis días para tomar oxígeno, para arrancar con sus campañas el 3 de abril.

En la hipótesis de que los candidatos a la gubernatura de Puebla son católicos, estas serían las plegarias de nuestros personajes en este proceso electoral:

Roxana Luna, del PRD, orando porque no prospere la impugnación de Nueva Izquierda en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con la que le quitarían la candidatura.

Ana Teresa Aranda, aspirante ciudadana, rezando porque el Instituto Electoral del Estado cuente bien las 126 mil firmas de apoyo, firma por firma y paquete por paquete.

Blanca Alcalá, del PRI-Verde, pidiendo que no haya traiciones en su partido, que Leobardo Soto (líder de la CTM) y Juan Celis (dirigente de Antorcha Campesina) no entreguen el voto corporativo al PAN.

Abraham Quiroz, de Morena, orando porque Andrés Manuel López Obrador venga hacer campaña por él y que funcione la vieja estrategia política del tabasqueño, esa que aplica desde el 2006 y que no la tiene ni Obama.

Antonio Gali, de la coalición encabezada por el PAN, pidiendo a Dios que Blanca no lo alcance en las encuestas.

Roxana elevando sus plegarias para que Chalchihuapan sea rentable en las elecciones y que el PRD sea tercera fuerza electoral.

Ana Teresa porque el resto de los aspirantes independientes no consigan el registro y se sumen a ella, y que los panistas de cepa apoyen su proyecto.

Blanca pidiendo porque no se aparezca Mario Marín en su campaña, y que el PRI nacional y el gobierno federal no la dejen sola, como le hicieron en el año 2013 al ex candidato priista a la alcaldía de Puebla, Enrique Agüera.

Abraham Quiroz solicitando otra vez que AMLO haga campaña por él para obtener más votos y rebasar en preferencia al PRD.

Antonio, porque alcancen los tinacos azules para repartirlos en los 217 municipios, que sean reales los descuentos en las fotomultas y que las pañaleras lleguen a todas las mujeres embarazadas.

El primer domingo de junio veremos cuál de los candidatos consiguió que sus plegarias y su penitencia fueran escuchadas por el de arriba.