Golpe bajo

Pocos méritos de un perredista para integrar gabinete de Gali

Que el exdirigente estatal del PRD, Miguel Ángel de la Rosa, aspira a integrar el gabinete del edil electo Antonio Gali Fayad. El político ofrece, a cambio, el control de los grupos perredistas en Puebla.
Lo curioso es que el exsubsecretario de la Secretaría General de Gobierno fue visto pocas en los actos de campaña de Gali.
Eso fue por su evidente preferencia, en la contienda interna de la llamada alianza Puebla Unida, a favor de Fernando Manzanilla Prieto, quien no consiguió la candidatura para la alcaldía capitalina.
Los que participaron de lleno con Antonio Gali nunca vieron a un perredista entregado a la campaña. Salvo algunas ocasiones, donde el político vistió un mandil con el nombre del entonces candidato de Puebla Unida.
Del perredista se publicaron varias cosas en su paso por la dirigencia estatal. Como cuando logró colocar a su secretaria a María Águeda Díaz González, como aviadora en la nómina del gobierno poblano, específicamente en el Instituto para la Atención de Adultos Mayores del Estado de Puebla.
En el instituto político la dama no cobraba, pero sí puntualmente lo hacía cada quincena en el organismo descentralizado.
A eso se le suma las deudas en sueldos a trabajadores de la dirigencia estatal del PRD, como a la falta de pago de luz, teléfono e Internet de la oficina partidista, a pesar de que recibía puntualmente las prerrogativas del Comité Ejecutivo Nacional.
EDIL DE SAN ANDRÉS OLVIDÓ FAVORES DE EMPRESARIOS
Empresarios de la zona metropolitana están a poco de hacer públicos los supuestos pagares que el edil electo de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano, firmó cuando andaba en campaña.
Varios empresarios aseguran que en el proceso electoral el entonces candidato de la alianza Puebla Unida se acercó a pedir apoyo económico.
En las últimas semanas han hablado a su celular y a otros móviles del edil electo, pero ya no contesta las llamadas.
La gente del panista es la que contesta, pero siempre justifican que su jefe está ocupado.
Algunos empresarios quieren cobrar su dinero y, otros, los favores que prometió el político sanandreseño. Pero temen que el alcalde no cumpla su palabra.
Si no hay acuerdos en lo que resta del año, varios de ellos están planeando mostrar los supuestos pagarés.