Golpe bajo

"Parklets" ecológicos contra parques

Suena bien el proyecto ambiental de universidades poblanas y de autoridades de incluir parklets (áreas de descanso ambiental) en el Programa Parcial del Centro Histórico de Puebla.

Los poblanos y los comerciantes establecidos merecen opinar al respecto y no solo restauranteros o dueños de cafeterías que serían los primeros beneficiados.

El gerente del Centro Histórico y Patrimonio Edificado del Ayuntamiento, Sergio Vergara, adelantó ayer que va a plantearse en Cabildo que 400 parklets sean incluidos en el mismo número de calles del primer cuadro de la ciudad.

Reiteradas han sido las ocasiones que comerciantes de dulcerías típicas y artesanías piden que haya una mejor movilidad para el ingreso de vehículos de turistas al Centro, quienes son sus principales clientes.

Los parklets se ven muy bien en grandes metrópolis de Estados Unidos y Europa, pero son avenidas de cuatro o cinco carriles. No son calles de tres carriles como en el Centro de Puebla.

En las pruebas piloto se observó un carril ocupado para la ciclovía, otro para un parklet y el carril central convertido en un embudo, con una larga fila de vehículos, con automovilistas sonando el claxon en hora pico y en espera de atravesar al otro punto de la ciudad, eso además de producir más contaminantes con sus motores.

¿Qué va a pasar con los parques públicos? ¿Qué esos no son ambientales o porqué decir que los parklets sí lo son?

No es decir que todo está mal, pero hace falta desarrollar mayor creatividad.

¿Por qué no desarrollar otros proyectos que involucren los parques? ¿O estos se van a quedar para los ambulantes? Como sucede en el parque de San Luis en calles 5 de Mayo y 10 Oriente- Poniente, que está abarrotado por los que venden calcetines, fundas para celulares o antojitos.

Otra situación es que habría que pulir o mejorar los objetos reciclables para los parklets. En Internet se ven fotografías de espacios de este tipo en diferentes ciudades del mundo, que tienen una mejor presentación.

No son como los de las pruebas piloto en el centro de Puebla, con huacales de madera y tarimas, con el riesgo de que alguien se clave una astilla. Tampoco se sabe si estos objetos fueron fumigados.

Es entendible la idea de sacar los vehículos del Centro, ya se ha hecho con otros proyectos como la ciclovía, donde hay tramos ocupados por ambulantes.

El proyecto no debería quedar a medias, antes de aprobarse deben agregarse ideas.