Golpe bajo

Miguel Ángel Huepa, el “Varguitas” de San Andrés Cholula

La historia del “Varguitas” de la película la “Ley de Herodes”, aquel personaje de San Pedro de los Aguaros, al que se le cayó el único poste que colocó y que al final del filme se ve victorioso llegando a la Cámara de Diputados, tiene su réplica en San Andrés Cholula.

Una tarde de agosto de 2012 frente a un grupo de personas de la tercera edad que perdieron sus terrenos en la década de los 90’s con la expropiación de la reserva territorial Atlixcáyotl, ocupada para centros comerciales y residencias, Miguel Ángel Huepa se mostró como el redentor de ejidatarios desempleados y en quiebra.

Fue en un predio situado en las calles Zapata y Revolución de la colonia Emiliano Zapata de San Andrés Cholula, donde en su faceta como edil de este municipio (2011-2014) llevó palabras esperanzadoras a los ejidatarios, que ya se veían empleados gracias al oriundo de Tonantzintla.

Huepa hizo oficial esa tarde el proyecto de construcción del primer mercado municipal de San Andrés Cholula en el predio de las personas de la tercera edad.

El entonces edil informó que en una primera etapa se edificarían locales en una superficie de 3 mil 790 metros cuadrados, además de un estacionamiento, con una inversión de 1.5 millones de pesos. El proyecto se encareció para mayo de 2013 cuando comenzaron los trabajos, que ya costaban 2 millones de pesos y se redujeron a una superficie de mil 769 metros cuadrados.

Miguel Ángel no terminó su periodo como alcalde y antes de irse prometió que gestionaría recursos para terminar el mercado.

Durante la ejecución de las obras, Huepa volvió en campaña con las personas de la tercera edad, quienes le dieron su voto para que resultara electo como diputado local para el periodo 2014-2018.

Las obras de la primera etapa concluyeron en 2014. Los ejidatarios nunca ocuparon los únicos seis locales construidos, ni tampoco se puso en marcha el gran primer mercado municipal.

Cuando los ejidatarios planeaban ocupar los locales encontraron grietas y se asesoraron por ingenieros y arquitectos que sugirieron la demolición de la obra millonaria, por el riesgo a morir aplastados por la obra de Huepa. La obra quedó como un elefante blanco y Huepa pidió licencia para dejar su diputación local, está en campaña y ya se ve como integrantes de la Cámara de Diputados.

tirzoivan@gmail.com