Golpe bajo

El ‘Judas’ de Chalchihuapan

Sospechas fundadas de un ‘Judas’ el que entregó a cinco pobladores de San Bernardino Chalchihuapan, hacen los familiares de los detenidos.

La madrugada del sábado fueron aprehendidos en sus casas Raúl Contreras Montes, Vicente Ambrosio Juárez Varela, Fausto Montes García, Florentino Tamayo Ponce y Álvaro García Xelhua, de quienes este martes se resolverá su situación legal.

Los familiares fundan sus sospechas en el presidente de la junta auxiliar de Chalchihuapan, Javier Montes.

En primer lugar porque les parece mucha coincidencia que los policías ministeriales no hayan encontrado al presidente subalterno cuando hicieron un cateo en su casa.

Segundo, consideran que las fotografías que usaron en la Procuraduría General de Justicia para identificar a los supuestos participantes del enfrentamiento del pasado 9 de julio están muy distorsionadas y quien pudo identificarlos y proporcionar información de sus domicilios fue él.

Tercero, perciben una pasividad del alcalde en la última semana, que interpretan como el tiempo necesario para salvar su cabeza y negociar con la autoridad ministerial, para entregarlos.

Cuarto, la madrugada del cateo estuvieron menos tiempo los ministeriales en la casa del edil auxiliar que en la de los cinco aprehendidos.

En este punto dicen que los ministeriales se llevaron a tres que no participaron en los hechos del 9 de julio, pero que eran los que estaban en ese momento en sus viviendas. A diferencia del presidente auxiliar, que no tocaron a su familia.

Quinto, el edil desapareció desde el viernes, ya nadie lo vio por el pueblo, lo que les hace pensar que ya estaba enterado de que en cualquier momento se ejecutaría un operativo.

Los familiares de los inculpados no tienen cómo demostrar sus sospechas, pero por ahora están más ocupados en luchar por la exoneración de los presos, de quienes al menos dos no podrán obtener su libertad bajo fianza.

Dicen que ya habrá tiempo para que el edil rinda cuentas con los pobladores, por ahora lo dejan que siga escondiéndose. Pero no les parece justo que el edil que estuvo presente en el enfrentamiento de hace tres meses siga libre.