Golpe bajo

El 2018, año de los ‘chapulines’

El 2018 será histórico en varias entidades por la homologación de las elecciones federales con las estatales, como resultado de la reforma electoral aprobada en el pasado reciente en México.

Quienes nos han gobernado los dos últimos sexenios en el país, nos vendieron la idea de que la homologación es para que haya elecciones cada tres años y no cada año como lo hemos tenido en el caso específico de Puebla.

Como en todas las reformas que se aprueban en México, la electoral traerá sus implicaciones, porque vendrá la época de los políticos 'chapulines'.

Así se le conoce a los servidores públicos que abandonan su cargo para buscar brincar a otro.

Una vez que en el 2017 las autoridades electorales federales y locales aprueben los calendarios de registros de aspirantes, vendrá una ola de renuncias y solicitud de licencias.

¿Las razones?

En el 2018 en Puebla elegiremos presidente de la República, gobernador del estado, 217 presidentes municipales con sus regidores y síndicos, diputados locales, legisladores federales y senadores.

Todo buen 'chapulín' no deja pasar la oportunidad de alzar la mano y presumir un capital político muchas veces inexistente y amaga con irse del partido o hacer huelga de brazos caídos el día de la elección.

Hay 'chapulines' que además de aduladores son hábiles en el chantaje y consiguen que en sus partidos les den una candidatura. Van por lo más alto y en la negociación toman lo que caiga. La finalidad es vivir del erario público.

En el 2018 los políticos que hoy vemos en las delegaciones federales, los Congresos Estatal y de la Unión, la administración estatal o los ayuntamientos, abandonarán sus funciones para participar en esa carrera electoral.

¿Todos tienen derecho a participar? Claro, pero muchos de ellos fueron electos por un periodo, que dejarán inconcluso.

Los afectados como siempre serán los ciudadanos, quienes eligieron a sus autoridades y legisladores por un periodo.

Y en esa etapa de los 'chapulines' habrá de todos colores, hoy hay alcaldes que vendieron su apoyo en la pasada elección a dos principales candidatos a la gubernatura, a los que prometieron candidaturas a diputaciones.

Como siempre, los que ganarán son los políticos que están acostumbrados a vivir de los impuestos de los ciudadanos.

tirzoivan@gmail.com