Golpe bajo

Despojo y acoso a familiares de ferrocarrileros

No suficiente con hacer perdidiza una cantidad de 3.4 millones de pesos de pólizas de seguros de vida de 71 jubilados y pensionados de Puebla, que tienen derecho a cobrar los familiares, en el Sindicato Nacional de Ferrocarriles de México emplean una práctica de acoso a quienes sigan reclamando ese dinero.

El hostigamiento vino después de que en meses reciente los familiares de ferrocarrileros fallecidos han hecho público que el líder sindical nacional ferrocarrilero Víctor Flores Morales y el dirigente de la sección 21 del gremio en Puebla, Roberto Valentín Dionicio, adeudan esa cantidad desde hace dos años.

De hace dos semanas a la fecha, quienes han padecido la corrupción y las tranzas de los líderes sindicales, recibieron comentarios por terceros que “ya fueron identificados” y “que tengan cuidado”.

Con miedo, los familiares seguirán con su reclamo de las pólizas de seguros de vida, de quienes entregaron sus vidas con 30 y 40 años de trabajo en Ferrocarriles de México.

Cada póliza es por 47 mil y 49 mil pesos, porque a pesar de que 71 ferrocarrileros ya están muertos, a esposas e hijos siguen descontándoles 40 pesos mensuales de cuotas sindicales.

En el caso de Puebla, los afectados han recurrido a diferentes dependencias. Ya acudieron al Congreso, para que apruebe un punto de acuerdo a fin de solicitar al Congreso de la Unión investigue a los líderes sindicales por el adeudo de 3.4 millones de pesos.

También recurrieron a la Presidencia de la República, en espera de que el próximo viernes reciban una respuesta positiva, para recibir el apoyo para obligar al Sindicato Nacional de Ferrocarriles a pagar las pólizas de seguros.

Familiares de los ferrocarrileros tienen claro que no es una obligación del gobierno federal pagar ese dinero, sino de la organización gremial.

Solo de Puebla, la sección 21 del Sindicato cobra un promedio de 1.6 millones de pesos anuales de cuotas sindicales. De los 3,500 sindicalizados en Puebla, a cada uno le cobran 40 pesos mensuales.

De ese dinero, nadie sabe en qué lo emplea Roberto Valentín Dionicio, porque en apoyar a los pensionados y jubilados eso no sucede.