Golpe bajo

Desabasato de fármaco para portadores de VIH en IMSS de La Margarita

Una situación delicada enfrentan portadores de VIH, que como parte de su tratamiento deben suministrarse un medicamento conocido como "Efavirenz", pero no reciben dosis desde hace dos meses en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social de La Margarita, de la ciudad de Puebla.
Derechohabientes se acercaron a este reportero para comentar que su estado de salud ha empeorado, por el desabasto de este fármaco que proporciona la institución. No hay fecha para cuándo la situación vaya a regularizarse.
Cada visita que hacen a la clínica, los portadores del virus reciben varias justificaciones por parte del personal médico. La más común es que la clínica de San Alejandro no ha surtido de "Efavirenz" a La Margarita.
Otra que escuchan es que ha aumentado el número de pacientes con esta enfermedad, porque el año anterior eran los 100 pacientes y ahora son 600 en ese hospital.
El problema en La Margarita lo viven menores de edad y adultos. Comprar el medicamento en farmacias es complicado, porque debe hacerse por pedido y tiene un costo de más de 600 pesos y no toda la gente tiene posibilidades económicas para solventar ese gasto cada semana.
El problema de desabasto de antirretrovirales cada vez es más frecuente, el año anterior se presentó en varias ocasiones, pero fue un problema nacional. En el caso de La Margarita en juego la salud de las personas, quienes tienen derecho a recibir atención médica y los tratamientos completos.
El Censida dice que el "Efavirenz" es un fármaco inhibidor que se emplea como parte de la terapia antirretroviral altamente activa.
El medicamento debe administrarse una vez al día, de preferencia antes de dormir las primeras dos a cuatro semanas de iniciado el tratamiento.
En los últimos años se ha vuelto común el desabasto de medicamentos en las clínicas y de la falta de personal médico.
La semana anterior empleados de la delegación del IMSS Puebla hicieron una protesta para denunciar esos problemas, como el de supuestos maltratos.
Cada que puede, el delegado del IMSS Rodolfo Reyes minimiza los problemas de desabasto de medicamentos en hospitales de la entidad.