Golpe bajo

Curas pornográficos vs matrimonios gay

La pregunta que muchos nos hacemos es ¿En qué acabó el escándalo de la pornografía infantil que involucró a sacerdotes católicos en Puebla en los años 2013 y 2014?

El 22 de febrero de 2013, la Policía Federal hizo un operativo en dos Colegios Salesianos de la ciudad de Puebla, en el oratorio el "Felipe Rinaldi", ubicado en la avenida 78 Poniente y la 9 Norte y el otro en "Don Bosco", de la 17 Poniente y 5 Norte, en busca de material con contenido de pornografía infantil, esto derivado de una denuncia.

En el cateo en "Don Bosco", fundado en 1912, fueron aseguradas computadoras que contenían videos y tres sacerdotes fueron interrogados por las actividades religiosas y culturales que encabezaban en el recinto religioso con niños y jóvenes de escasos recursos.

En febrero de 2014, la Policía Federal volvió al oratorio "Don Bosco", en un operativo por la madrugada y capturó al sacerdote Henry David Betancourt Morales, acusado del delito de pornografía infantil. El párroco fue ingresado al penal de San Miguel, al oriente de la ciudad de Puebla.

La investigación hecha por la Procuraduría General de la República (PGR) y que derivó en el proceso penal 3/2014, radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito, tenía pruebas contundentes para involucrar al cura con material pornográfico de menores de edad, encontrado el año anterior.

Fuerzas poderosas o divinas, esas que solo pueden mover los curas, hicieron que el tema en unos días se enfriara. Ni la iglesia católica, ni la Procuraduría hablaron más del tema y no hubo acceso a la información sobre la situación legal del cura. Hasta hoy existe la duda si el sacerdote fue exonerado o si hubo más involucrados en el caso, o si hubo un acuerdo para no detener a más cómplices.

Esas mismas fuerzas divinas, que hace unos años movió quien fuera arzobispo de Puebla Rosendo Huesca y el arzobispo primado de México Norberto Rivera, produjeron que nunca se hiciera justicia en contra del sacerdote Nicolás Aguilar Rivera, cura poblano acusado de cometer más de 86 violaciones sexuales a menores de edad en Tehuacán, Puebla y Los Ángeles, California.

Hoy con toda la calidad moral que les da Dios hay sacerdotes que encabezan la protesta programada para el próximo 3 de julio en la ciudad de Puebla, en contra de la iniciativa de los matrimonios gay que promovió en mayo pasado el presidente Enrique Peña Nieto.

tirzoivan@gmail.com