Golpe bajo

Cuánta razón tenían totonacos de Olintla

Indígenas totonacas tenían razón cuando tomaron machetes para la defensa de sus tierras en el municipio de Olintla, en la Sierra Norte de Puebla. De no haber emprendido acciones, hoy estarían alerta porque en cualquier momento serían víctimas de un ecocidio de Grupo México.

En diciembre de 2012 que conocieron el proyecto de Grupo México para la construcción de una hidroeléctrica en tierras de la Sierra Norte, acordaron que con sus vidas defenderían las aguas del río Ajajalpan.

Varias fueron las ocasiones que los indígenas impidieron el acceso a maquinaria de la empresa de Germán Larrea.

El argumento de ellos fue que se corría el riesgo de un ecocidio y vaya que tenían razón.

Los antecedentes de la empresa así lo exhiben. La semana anterior la compañía Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México, fue señalada del derrame de 40,000 metros cúbicos de solución ácida en el Río Bacanuchi, un afluente del Río Sonora.

Los lixiviados de Sulfato de Cobre Acidulado fueron vertidos sobre un arroyo denominado Las Tinajas o Rastritas, localizado aguas abajo del represo Tinaja 1, siguiendo una trayectoria de 89 kilómetros en el municipio de Cananea.

Días después ocurrió la volcadura de un tren cargado con 240 toneladas de ácido sulfúrico, que descarriló y cayó a escasos metros del Río Santa Cruz en el municipio fronterizo de Nogales, Sonora, provenientes de la minera Grupo México.

En 2006 Grupo México fue responsable de la muerte de 65 trabajadores mineros que quedaron aplastados en la mina de Pasta de Conchos, municipio de San Juan de Sabinas, Coahuila.

Fue una tragedia que mostró la complicidad evidente y la corrupción de políticos y burócratas federales en turno para proteger un caso claro de negligencia criminal.

La empresa tenía el proyecto de un complejo hidroeléctrico proyectado en Olintla Puebla. ¿Qué sucedió? Que el 5 de diciembre de 2012, los totonacos marcharon por las calles del pueblo y en ese momento defendieron sus tierras.

El 15 de octubre de 2013 Grupo México informó que: “El proyecto de la hidroeléctrica en Puebla fue cancelado desde principios de año y no tenemos interés en emprender nuevamente el proyecto”.