Golpe bajo

Acusan a Carso de adeudar obras en Puebla


Diez empresas de diferentes partes del país enfrentan problema de liquidez, por adeudos millonarios de Carso Infraestructura y Construcción y por su filial Operadora Cicsa de México, por obras ejecutadas en el 2013 en el estado de Puebla, relacionadas con Teléfonos de México.
Afectados se acercaron a este reportero para mostrar documentación de los trabajos contratados por Carso, que no ha querido pagar a las constructoras. Uno de los contratistas de Monterrey, Nuevo León, despidió a sus empleados, vendió su maquinaria y ya cerró su empresa por el incumplimiento de la empresa que solicitó las obras.
Copias de los expedientes 8602510, 8606684, 8232825, FR-PE-54 y FR-PE-60, señalan que las empresas afectadas fueron contratadas para obras de unidad de construcción de red, de reemplazo de arena por concreto, construcción pozo normalizado, demolición de canal, excavación en terreno C0, desmontaje y reposición de adoquín, entre otras.
Uno de los empresarios hizo llegar un correo electrónico, del cual se reproduce parte del contenido: "Aproximadamente en el mes de abril del año 2013, comenzamos una relación laboral como contratistas de la empresa denominada Carso , en la cual nos asignaron obras que supuestamente iban a ser de gran beneficio para nuestra empresa, prometiéndonos el pago inmediato de dichas obras, para iniciar los trabajos nos asignaron la construcción de pozos de los denominados, l1t, l2t, l3t, l4t y posteriormente como los supervisores se dieron cuenta de que nuestra empresa cumplía cabalmente con las obras asignadas en tiempo y forma, de acuerdo a los lineamientos de Telmex, nos asignaron otras obras de las llamadas canalización y obras de contingencia, las ultimas supuestamente iban a ser mucho mejor pagadas".
"Sin embargo, desde el inicio de los trabajos hasta la fecha no hemos recibido pago alguno, respecto de las obras ejecutadas"
"Aunado a esto nuestra empresa decidió no seguir los trabajos, argumentándonos que nos iban a penalizar por abandonar las obras, a lo que nosotros les contestamos que no era justo, ya que siempre habíamos cumplido con lo que ellos solicitaban e inclusive realizábamos trabajos adicionales para que la obra quedara mejor de lo que pedían y en todo caso los que estaban incumpliendo eran ellos ya que no respetaban los acuerdos de pago y solo se deslindaban de esa obligación".