El Santo Grial

Victimas Del Éxito… Empresarial

El sueño de todo emprendedor es crecer y lograr ganar mucho dinero en la actividad que más le apasiona, y ya sea que vendas tacos en una esquina, o tengas un consultorio médico o dental o establezcas una empresa en la que fabriques algún producto o emprendas en un negocio de servicios, siempre, es con la firme intención de tener éxito y no cerrar. Incluso los más optimistas acarician la posibilidad de heredar el negocio a sus hijos.

Pero… ¿Por qué siempre un pero?, pues por que existen y las posibilidades, emprendiendo son tres, y son: 1. Fracasa, con lo que conlleva (frustración, enojo y un sinnúmero de sentimientos y emociones negativas), 2. Crecer a un paso firme, cimentado y contundente (finalmente los gastos fijos “salen” y vivo relativamente bien). 3. Tener un crecimiento desmesurado, es decir superar en los primeros meses los pronósticos de ventas y ser un éxito rotundo en el mercado. Este último escenario se antoja prometedor y vivir casi casi, vives “el sueño americano”, y es aquí donde entra el incómodo “pero” del que hablaba líneas antes. Y es que, el que tengas un crecimiento acelerado en la primera etapa de tu fundación empresarial no garantiza que perdure o trascienda.

A decir, que es entonces que hay que cuidar ciertos aspectos cuando se tiene un gran crecimiento y no “emborracharse” de éxito y no ver los posibles riesgos que se presentan y en la borrachera exitosa se caiga en una “resaca” que cobre facturas (literalmente) y finalmente orille al cierre de la empresa.

Es entonces, que a continuación enunciaré algunos consejos a considerar, cuando la empresa crece de una forma extraordinaria:

Vigilar las finanzas de tu empresa: establecer mecanismos de seguimiento y de previsión de las finanzas. Con información actualizada es más fácil detectar los posibles problemas para actuar a tiempo. Evitar crecer a base de crédito: si la empresa requiere dinero para crecer, es mucho mejor buscar inversores o empresas de capital riesgo, que recurrir al crédito bancario. No te “engolosines” con los fabulosos créditos bancarios.

Diversificarse: no recargues tu crecimiento en un solo producto, servicio o un solo cliente.


laving77@hotmail.com