El Santo Grial

El Efecto Trump y las MIPYMES

La noche del martes nos acostamos con la “esperanza perdida en el bolsillo roto de un pantalón” (como diría el cantautor Ricardo Montaner), y de nada sirvieron las plegarias y el envío de energías positivas a Hillary Clinton.

El miércoles despertamos y con tristeza vimos los medios, con la noticia que el candidato del “copete” ganó.

Pero, ¿qué hacer ahora que todos vemos nubarrones y tonalidades grises en el panorama económico para los próximos años?

Comienzo con un aliento de optimismo donde considero importante que las MIPYMES (Micro, Pequeñas y Medianas Empresas) quienes participamos según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, con aproximadamente 4 millones 48 mil unidades empresariales, que generamos 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y 72% del empleo en el país.  

Debemos de abrirnos paso, refrendar nuestro compromiso social con México y con el crecimiento de nuestras empresas así como mantener los empleos sería, nuestra prioridad.

Estamos nuevamente ante una nueva oportunidad de demostrar de lo que estamos hechos, de poner manos a la obra y de responder al nuevo reto que se nos presenta.

Las mejoras en nuestra empresa ya no son una opción sino una necesidad, el ofrecer mejores servicios, el modernizar nuestra imagen, ampliar nuestro portafolio de productos y servicios, son temas que ya no pueden quedar en planes o buenas intenciones.

Así mismo aprovechar los apoyos que hay para MIPYMES de parte del gobierno federal, de los estados y la de algunos municipios, pues otro dato interesante es que solo un 14.3% de las MIPYMES conocen los programas de Red de Apoyo al Emprendedor, INADEM y Crezcamos Juntos. Ya que estos en 2016 destinaron 7,200 millones de pesos.

El incluir herramientas tecnológicas es prioritario, pues cada día son elementos que son nuestros aliados para mejorar las operaciones, administración y control.  La innovación, identificar nuevos nichos de mercado, buscar diversificar los productos y servicios, son elementos a integrar a nuestros negocios.

La inversión en capacitación, consultoría no deben de verse como gasto sino como una inversión garantizada donde los beneficios repercutirán en crecimiento y profesionalización.

En palabras de Albert Einstein, “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. 



laving77@hotmail.com  /Twitter: @ConsultorLavin  /www.ivanlavin.com.mx