Laguna Yo Te Quiero

Los plazos de la memoria

Cuánto dura un compromiso suele ser una pregunta frecuente de ciudadanos a actores políticos. Hoy que vemos pasar promesas al por mayor, como es ya habitual en tiempos de corte electoral, quienes aspiran a conquistar el sufragio elaboran plataformas que estén acordes a los temas de la agenda ciudadana; hay incluso quien habla de “lo que la gente quiere” por encima de sus propias convicciones.Sin embargo, en Laguna Yo Te Quiero creemos que los plazos de las promesas y los compromisos también deben medirse entre nosotros, los ciudadanos. Cuánto tiempo nos daremos de plazo para tener las ciudades que queremos o cuántos proyectos ciudadanos más debemos ver pasar para cambiar pequeños y personalísimos hábitos de convivencia social como, por ejemplo, respetar los espacios públicos y mantenerlos limpios. Aquí lo hemos dicho: mientras cada uno de los que aquí vivimos no haga un mínimo e íntimo cambio de actitud y convivencia, no habrá proyecto social, político o electoral que alcance. Pero, ¿cuánto es suficiente para esperar tales cambios?, ¿quién fijará esos plazos? Hoy nos preocupa ver los pasados recientes y lejanos en torno a nuestras áreas de acción. Muchos de los espacios que limpiamos el 12 de octubre ya están sucios nuevamente, la regulación necesaria y su oportuna aplicación aún no se ejercen de forma plena, etc. Respecto a la reforestación, conocemos la rica historia de proyectos que, durante al menos las últimas dos décadas, han intentado “poner verde” a la región y no han encontrado el eco individual con la fortaleza y seguimiento necesarios. Aún así, sabemos que debemos hacerlo, debemos aportar y generar acciones proactivas. Porque creemos en los pequeños e individuales cambios, seguimos trabajando en nuestro proyecto Laguna Yo Te Quiero Verde. 


www.lagunayotequiero.org/@LagunaYoTQuiero