Laguna Yo Te Quiero

Sumar sin perder la cuenta

Este fin de semana, los laguneros vimos arrancar la campaña oficial de reforestación que emprenden los tres municipios de la zona urbana de la Laguna. Sabemos, como todos los ciudadanos, que se pretenden plantar 30 mil árboles de especies aptas para crecer y quedarse en nuestra tierra. Recibimos esta noticia, estas imágenes y estos esfuerzos con el gusto que nuestro aire recibe miles de pulmones. Nos sentimos orgullosos de haber sido una de las muchas voces que claman por una Laguna Verde como requisito indispensable para un equilibrio ambiental. Sentimos que contribuimos, de alguna forma, en dar a conocer que la reforestación es una de las acciones más esperadas por los laguneros y que además, según nuestros seguidores activos, una de las actividades que más movilización activa podría generar; el día de ayer, las decenas de miles de voluntarios de Laguna Yo Te Quiero sentimos una respuesta desde la política pública metropolitana a nuestras preocupaciones, muchos de nosotros incluso estamos ya participando en nuestras colonias en tal campaña.
Como asociación, seguimos trabajando en la organización necesaria para generar un esfuerzo adicional en el mismo sentido durante septiembre. Esperamos aprender y sumarnos; si es así, la comarca podría cerrar el año con 50 mil pulmones más en sus calles, ese sería el mejor resultado de la acción colectiva que suma a los esfuerzos de todos: gobiernos, sociedad civil, empresa y familias. Cada uno con lo que puede, con lo que tiene, cuando puede hacerlo. De eso se trata la construcción de una vida pública, de sumar.
Sin embargo, compartimos la preocupación que nos genera la sustentabilidad de esas acciones. La campaña oficial de reforestación incluye acciones simbólicas de adopción de los árboles, para intentar afianzar el compromiso por atender a cada una de las plantas y garantizar su supervivencia. Nada nos preocupa hoy más que encontrar la fórmula del largo plazo.
Con dolor, enojo y frustración vemos cómo decenas de terrenos que las familias laguneras salimos a limpiar el 12 de octubre son hoy otra vez un basurero público. Sabemos que la responsabilidad es compartida. Lamentamos profundamente que aún no nos alcance la voz para que además de ser capaces de movilizar el amor por la tierra en torno a jornadas de acción,  transmitir a los laguneros un sentido de amor en el quehacer diario. Lamentamos que después del diagnóstico claro que tuvimos sobre la situación actual de los residuos sólidos urbanos, no se haya generado una intención de reglamentar asuntos tan preocupantes como el desecho de escombro o la obligatoriedad de cercar terrenos vacíos. ¿Qué nos ha faltado?, es una pregunta a la que nosotros como asociación, gobierno, empresarios, pero sobre todo, cada familia que salió el 12 de octubre, tiene varias respuestas.  
La buena noticia, tenemos –porque generamos- una segunda oportunidad. Respondámosle a la región esa pregunta de ¿qué nos ha faltado? saliendo a plantar un árbol, haciéndonos cargo de él. En el caso de esta campaña, vemos una oportunidad mayor: muchos de los árboles se están plantando en espacios y plazas públicas, con lo cual, si tenemos la respuesta correcta, podríamos acertar dos veces: apropiarnos de los espacios públicos y garantizar que se mantenga verde en un solo acto.
Sigamos sumando entonces, salgamos a tomar nuestras calles con acciones positivas, pero no olvidemos lo que habíamos sumado ayer. Se trata de sumar, pero sin perder la cuenta.


www.lagunayotequiero.org/@LagunaYoTQuiero