Espíritu empresarial

El mercado rosa, ¿en expansión?

Hace unos días el Gobierno Federal anunció la reforma de ley para modificar la Constitución y el Código Civil nacional para que se reconozcan los matrimonios igualitarios; con esto se da un paso importante para el establecimiento legal y no sólo de facto de las uniones conyugales homosexuales, entre otras cosas.

Para una parte de la población le pareció de mal gusto, retrógrada y hasta inmoral el “legalizar” esos matrimonios (incluso la Iglesia Católica no los quiere llamar así); para otra parte los llenó de júbilo y felicidad pues consideraron como muestra de madurez política y social dicho cambio.

Siempre se ha comentado en este espacio que la sociedad como tal abarca los aspectos políticos, educativos, culturales y económicos, este último es tema central de su servidor; y claro que tiene que ver esto con la empresa, pues se abre un mercado oficial de las uniones entre personas del mismo sexo ante tal modificación a la ley.

Desde el punto de vista empresa, hay más campo de trabajo para quienes tengan la intención de poner un negocio propio; como decía Adam Smith, la economía es un acto natural y por default aparecerán personas con necesidades o deseos específicos y personas que traten de satisfacerlas, no por “buenas personas”, sino por su propio interés como comenta Gary Hamel. Considero que negocios como la Gatería, Uber, las Sex Shops y el Cine de Cuarta Dimensión, son ejemplos de lo que menciona dicho autor.

¿Estos cambios ineludibles son buenos o son malos? Son cambios, punto. ¿Qué otra cosa vendrá en este aspecto en los próximos años? Lo desconozco. ¿Estamos como sociedad abiertos para estos nuevos bienes y servicios? Supongo que sí, pues considero que el pueblo tiene más apertura, es plural y tolerante; creo que ha habido un mayor despertar de conciencias y se puede debatir este y otros temas, anteriormente considerados tabúes.

En nuestra zona conurbada, ¿cuántos bares gay conoce?, ¿dónde están las boutiques que venden ropa para homosexuales?, ¿sabe si nuestros hoteles se ostentan con la etiqueta de “gay friendly”? Desde el punto de vista económico el mercado rosa representa un giro no explotado en la zona y que trae interesantes ingresos en ventas para quien emprenda un negocio formal en ese segmento de mercado.