Espíritu empresarial

La administración del penal

En este espacio se ha hablado que la Administración es el aprovechamiento de los recursos para el logro de un objetivo; muchas empresas, organizaciones y hasta personas como usted y como yo, la usamos para conseguir lo que queremos.

Pero partimos de lo que “queremos hacer”, de lo que buscamos lograr, a esta primera etapa se le llama Planeación y ahí se desarrolla la misión, la visión del negocio, los objetivos y las estrategias para poder sobresalir en este mundo competitivo, todos estos tópicos se han platicado hartamente también; así pues, en días pasados ocurrió un hecho lamentable que causó estupor, azoro y hasta decepción para muchos.

Si el tipo de plan más trascendente de una empresa es la misión, ya que en ella están reflejados los valores y las bases de conducta organizacional, es claro que todo el personal que labore en dicho negocio, aparte de conocerlos es importante aplicarlos, pues al hacer esos principios públicos, la sociedad puede evaluar qué tas apegado son los empleados a esos fundamentos. La administración del penal tiene que ver con el juego de la semifinal de la Copa de Oro, México vs. Panamá.

Aunque el futbol es tema apasionado, no deja ser objeto de crítica severa por las personas, sobre todo si se trata de la Selección Nacional,  fuente inagotable de dinero para quienes la administran.

¿Qué hubiera pasado si el entrenador nacional, junto con su equipo de trabajo y jugadores, en ese juego mandan que el tirador yerre intencionalmente esa pena máxima, al saber que fue injustamente juzgada?

México hubiera pasado a la historia pambolera por ser éticos, justos y nos hubiéramos llenado de dignidad, al ser ejemplo de juego limpio y honesto. Pero la decisión fue otra. Se ha dicho que como profesional debes cumplir con tu deber y acertar el tiro; pero ¿y los valores?, ¿dónde queda la justicia y el honor de “haber pasado a la final sin ayuda”?

Se eligió pasar y ganar la copa, con esa mancha que quedó en el sentir de los aficionados. Hasta esas decisiones tienen que ver con la Administración. ¿Valió la pena aceptar el regalo (voluntario o no) de la autoridad del juego?, ¿fue más honroso el tercer lugar de Panamá, que el primero de nuestro país? Ahí queda a reflexión este tema… o ¿pensó en hablaría de otro penal donde se fugan reos?