Espíritu empresarial

2015: Usted decide cómo será

Hemos pasado el 31 de diciembre y nos forjamos los buenos deseos para todos los seres queridos y para nuestra misma persona; nos fijamos propósitos de salud, financieros, laborales, monetarios, familiares y demás metas que nos harán sentirnos plenos, en paz, felices y autor realizados.

También en las empresas se festejó el fin de año, se evaluaron los avances y retrocesos del 2014 y se fijaron metas para que los negocios subsistan, crezcan y sigan desarrollando oportunidades para todos y a su vez, sentirse desarrollados y plenos; como ejemplo de esto, ya viene un desarrollo comercial o “mall” encabezado por Grupo Tampico.

Recordando a John Kennedy, presidente norteamericano, rescato una de sus frases célebres: “No preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”.

¿Qué tiene que ver esa reflexión de tinte político con este nuevo amanecer de año? Que más que esperar en modo pasivo a que el 2015 nos “haga el favor” de que nos vaya bien, será mejor si tomamos nuestra propia responsabilidad de que las cosas se realicen, tener una actitud positiva y propositiva y “buscar” que se cumplan lo que nos forjamos el 31 de diciembre.

Los invito a que no esperemos que el 2015 nos sorprenda y nos ayude en tal o cuál situación; es mejor tomar la iniciativa y trabajar para que lo que buscamos, lo consigamos con base en tesón, sentimientos y pensamientos efectivos para lograrlo.

Generosidad, abundancia, progreso, bendiciones, felicidad, éxito, actitud, buena vibra y demás palabras seguras y adecuadas, deberían formar parte de nuestro léxico diario, pues de lo que está lleno tu corazón, hablará tu boca.

Debemos pues reflexionar nuestro vocabulario y nuestra manera de pensar, ya que éstos claro que influyen en nosotros para bien o para mal; darnos cuenta de que la actitud no es la mejor y que esto atrae más fatídicos resultados, será un gran paso inicial para aclarar nuestro sentir este año que viene.

Estimados lectores: recibamos este 2015 con mucho optimismo, entusiasmo y ganas de salir adelante, primero porque nos merecemos que como personas, como pareja, como familia, como empresa, como ciudad y hasta como país nos vaya muy bien; y segundo, porque trabajando con ahínco podremos cumplir nuestras metas para este Año Nuevo.