Espíritu empresarial

Militia Est Vita Hominis Super Terram

Muchas gracias al año 2013 por todos los parabienes que nos trajo y también por las cosas a lo mejor no tan agradables, pero que sirven igual para aprender y vivir mejor.

Ya estamos en el 2014 y después de unos días de asueto llenos de frío, agua, así como harta bebedera y comedera, reanudamos las actividades laborales.

Ya quedaron atrás los días de posadas, de visitas familiares, de regalos y buenos deseos, de cenas exquisitas y abundantes, de rosca de reyes con su respectivo chocolate y los días de descanso obligatorio según la Ley del Trabajo.Ahora, regresamos a nuestro centro de trabajo a continuar elaborando productos u ofreciendo servicios, siempre al pendiente de los consumidores, reales y potenciales. 

Como administradores, debemos hacer un alto en el camino y reflexionar en los éxitos que logramos el año pasado y aplaudirnos en un refuerzo positivo agradable; también debemos pensar en los fracasos que tuvimos y sacar la información de qué hicimos mal o qué dejamos de realizar para que las metas no se lograran; este paso es el mejor control para corregir nuestras fallas como personas y como negocios.

El inicio de cada año, así como de cada mes, o hasta de cada semana, es una oportunidad de replantear las preguntas trascendentales que como individuos y empresas debemos responder: ¿Quiénes somos?, ¿Hacia dónde vamos?, ¿Qué queremos? y ¿Por qué estamos aquí? He ahí las cuestiones, como dijo Hamlet.

Porque si tenemos claras las respuestas de lo anterior, pisamos tierra firme y no habrá duda o temor que nos haga caer o palidecer.

Decía el filósofo Sócrates: Conócete a ti mismo.Invito al amable lector de este escrito, que se formule y responda las anteriores preguntas y sepa cuál es su lucha en esta vida, pues al fin de cuentas, como decía Job: “La vida del hombre sobre la tierra es lucha, y como días de mercenario son sus días”; así mismo hemos regresado al campo de batalla donde al final de la jornada, superando obstáculos y adversarios, esperamos salir victoriosos y en cada combate llegar más cerca a nuestra meta que nos hemos fijado para este año, tanto a nivel personal o profesional, para vivir plenos, como esperamos que sea 2014.

¡Felicidades para las empresas y personas que las forman!