Espíritu empresarial

Administrar la creatividad y el ingenio de Catón

Traigo a esta palestra del saber, un tema que se puede aplicar tanto al aspecto empresarial (rubro principal de este espacio) como a los demás avatares de la vida: La creatividad, el ingenio y la innovación que todo ser humano poseemos.Ya que si la administración es el uso adecuado de recursos, evidentemente que la creatividad es una herramienta que posee el personal de todo negocio y que si está bien manejada, puede traer beneficios tanto para la organización como para el trabajador.

Y es que toda persona tiene la característica de hacer volar su imaginación… y de crear; no hablo de crear arte o algo hondo y profundo sino simplemente el transformar las cosas en algo mejor, más efectivo y/o menos costoso.En las empresas existen departamentos exclusivos para desarrollar nuevos bienes y servicios o agregar aditamentos a los ya existentes, con la idea básica de ser mejor que la competencia y “ganarle mercado”.

El mexicano, se caracteriza por ser ingenioso y muy creativo, perono necesariamente para trabajar o para hacer las cosas más éticas que digamos; a esa inventiva se llama maña o trampa; pero se trata de ser propositivo y dejar en el lector algo positivo para reflexionar y darle buen uso a esa vívida y colosal imaginación que todos poseemos.Algunas personas que han sido creativos, la historia los reconoce como genios, y de hecho algunos han sido empresarios: Disney, Cri-Crí, Jobs, Chespirito y Chaplin son reconocidos comotales.Y hablando de ingeniosos, hago un homenaje para un compañeroescritor que con su gran imaginación, cultura sine qua non, manejo óptimo y adecuado del léxico y sobre todo de una vasta creatividad para desarrollar personajes y mostrar realidades jocosas, nos ha deleitado con ese ingenio magnífico: Me refiero a Armando Fuentes, conocido como Catón.

Mi admiración y respeto para su trayectoria de tantos años, me declaro como uno de sus 4 lectores, como él mismo nos refiere a quienes nos entretenemos con sus creaciones literarias. Mucho he aprendido de sus obras escritas, aderezadas con cierta concupiscencia, la verdad brota de una mente ágil y preparada que nos enseña el camino a cualquier escritor chiquilicuatro.Catón: Un muy buen ejemplo de la administración del ingenio. Felicidades.