Espíritu empresarial

El 50% del 2014

Aprincipios de este maravilloso año, el 9 de enero para ser preciso, les comenté en este espacio que comenzaba una nueva oportunidad de hacer un alto en el camino y replantear objetivos en nuestra vida personal y/o laboral, dependiendo de lo que decidamos a donde vaya nuestro insondable destino. Pues bien, hoy es el día número 191 de este 2014, más de 6 meses han transcurrido de ese compromiso moral que hicimos el día último del 2013.

A la mitad de este año, bien vale la pena hacer los siguientes cuestionamientos:¿Cómo le ha ido estimado lector?, ¿en qué porcentaje va avanzado su meta financiera?, ¿ya bajó los kilos que dijo que iba a desaparecer a base de esfuerzo y dieta?, ¿ya hizo una parte de los viajes que consideró hacer en el año?, ¿ya visitó a ese amigo o familiar que tiene tiempo que no ve?, ¿ya tiene ahorrado el dinero que pensó juntar para algún imprevisto?, ¿ya se hizo los exámenes médicos que ha dejado pendiente por un tiempo ya muy prolongado?Si estas preguntas se las hago de manera personal, también hay otras dudas respecto a su negocio propio o al centro de labores donde trabaja.

¿Qué porcentaje de ventas ha avanzado en su meta anual?, ¿contrató a la persona que requiere para hacer crecer el negocio?, ¿pudo ya bajar los costos sin que menoscabe la calidad de su producto o servicio?, ¿ha salvado las olas de los imprevistos que le han ocurrido?, ¿ha replanteado objetivos ante lo que ha sucedido en lo que va del año?, ¿sus deudas se han mantenido o mejor aún, han bajado?, ¿exactamente cuántos  clientes nuevos le ha ganado a la competencia?Si como persona y como negocio puede responder lo anterior: lo felicito.

Implica que es un guerrero eficiente y ve la vida como una arena donde se debe pelear por lo que se desea: trabajo, éxito, salud, bienestar, progreso, paz.Pero en caso de que no haya respondido o que de plano ni recuerde los objetivos que se planteó hace 191 días, está a muy buen tiempo para recordar y buscar esas metas para que viva pleno y feliz, después de todo, retomo la frase de Job: “La vida del hombre sobre la tierra es lucha y como días de mercenario son sus días”.Recuerde que la vida es maravillosa y le da muchas oportunidades para conseguir lo que realmente vale la pena, tanto en el plano personal como el de empresa.