De medios y otros demonios

“Más de lo que piensas”

Una nueva campaña presidencial aparece en los medios; radio y televisión se inundan con un nuevo eslogan tan arriesgado como la imagen que vende: "México es más de lo que piensas".
Definitivo: fuera de la estrategia de "Mover a México" y de manera paralela la nueva campaña gubernamental advierte un severo problema para la imagen de la Presidencia de la República por muchos motivos.
En primer lugar, muestra una visión clasista del país, refleja una realidad muy lejana al grupo mayoritario de México y la perspectiva de una minoría que ha buscado y procurado precisamente la lejanía.
En segundo lugar "México es más de lo que piensas" es, en sentido estricto, una frase negativa: semióticamente su significado refiere a un México de delincuencia, de pobreza y de inseguridad negando su existencia, ello construye una imagen frívola respecto a la realidad social nacional.
Como acto comunicativo, la nueva campaña no toma en cuenta los contextos situacional y sociohistórico por lo que el intento de enviar un mensaje positivo se pierde ante la ineficaz construcción de un significado nítido y contundente, abriendo la posibilidad a la ambigüedad.
Conceptualmente, "México es más de lo que piensas" es distinta y distante a "Mover a México". La primera trata de vender la idea de que el país no es solo lo malo, la segunda impulsa a la búsqueda de algo mejor; por ello es que la primera refiere a algo negativo y la segunda a algo positivo.
"Mover a México" reconoce la situación real del país y a partir de ella construye la esperanza de mejorar; "México es más de lo que piensas" oculta o infravalora la situación actual y burdamente busca suplantarla con una imagen totalmente ajena a lo que todos los mexicanos vivimos cada día.
Por si fuera poco, el eslogan (y por lo tanto la campaña entera) se presta para generar una contracampaña de reclamo al gobierno federal, lo que en la situación política actual es mucho más que un paso en falso.
"México es más de lo que piensas" también se puede usar para decir que el país no es todo belleza, que hay un mundo más allá de las oficinas gubernamentales, un México distinto al de las estadísticas, encuestas y en general a las cifras oficiales.
Podemos esperar que este error de comunicación sea capitalizado por los opositores al gobierno federal, una frase oficial como "México es más de lo que piensas" es oro puro para manifestarse respecto de las recientes reformas.
Es evidente que quien diseñó y aprobó esta campaña no tuvo en mente, nunca, el contexto sociopolítico para su emisión y que la imagen presidencial recoge todo estos fallos para continuar su caída, la medición de evaluación al gobierno lo dirá.