De medios y otros demonios

Regresa NeurótiK

Hace algunos ayeres existió en Toluca una estación de radio que se atrevió a romper paradigmas; generó un espacio para aquellos jóvenes que no encontraban en el pop comercial el género que la mayoría de las radiodifusoras ofrecían como única opción sin importar lo que se sintonizara.

El producto era muy bueno, los jóvenes respondieron agradecidos, abarrotaban los eventos y participaban de las dinámicas al aire; la originalidad y la creatividad eran las únicas consignas a cumplir... y se cumplieron.

Ese esquema tuvo solo un error, pero uno grave: no se contempló un modelo de negocio que mantuviera las ventas de productos. Era de esperarse que los tradicionalistas anunciantes toluqueño no entenderían el potencial de estación que tenían en sus manos y por tanto tendrían temores para la contratación de espacios.

Neurótica parecía quedar en el pasado solo como el recuerdo de un buen intento de actualizar y mejorar la propuesta radiofónica. Su partida dejó un vacío que ni los 40 Principales ni +Radio pudieron llenar.

No obstante, hace unos días algo pasó en el 102.1 de FM, la música empezó a ser distinta, agradable, con actitud; había algo en ella que la hacia familiar pero también algo de diferente.

Los promocionales reforzaban la idea y sus rúbricas de identidad lo confirmaban: Neurótica está de vuelta, remasterizada, recargada, una versión evolucionada de aquel concepto que llamó la atención de jóvenes y no tan jóvenes hace algunos ayeres, convertida en NeurótiK.

Luis Roberto Márquez Pizano "El Boy", nos adelanta "NeurótiK generará mucha energía con la música, un estado de ánimo alegre. Esta vez no será rockera ni indie, básicamente porque ya no hay buena música de dichos géneros, ninguna".

Al preguntarle qué podemos esperar como radioescuchas en esta nueva versión, responde sin dudar: "Creatividad, humor, contenidos originales, un discurso empoderante, power pop, realitys en radio, radio series y mucho desmadre".

Tanto "El Boy" como "Vicko" tienen bien claro que la apuesta debe ser transmedia y hacia allá apuntan las naves: redes sociales y nuevas tecnologías forman parte del concepto de una propuesta más madura, más equilibrada; que busca tener algo qué decir, qué ofrecer a la audiencia radiofónica.

La propuesta, platica "El Boy", es imaginar si la niña Neurótica nunca hubiera salido del aire: ¿en qué se habría convertido? ¿Qué tipo de música tocaría? ¿Qué temas abordaría y cómo lo haría?

La experiencia dejó conocimiento, y en esta ocasión se está contemplando el modelo de negocio para contar con una comercialización que pueda vender un concepto que sea multimedia.

Hoy es el día, regresa la neurosis a Toluca con una propuesta que empeñada innovar la radio, que buena falta hace.