De medios y otros demonios

2015: Circo de tres pistas

Guerrero, Michoacán y el Estado de México son escenarios complicados para los procesos electorales en ciernes. La inseguridad, gobiernos inestables o poco sólidos son características comunes que unen a estas entidades en las que todo será particularmente más complicado que en el resto del país.

No obstante, los distintos panoramas que se pueden observar en cada estado, hay factores en común que los hermanan. Cualquier falla, exceso de confianza o error de apreciación será determinante en el resultado.

En Michoacán, los atropellos del comisionado enviado por el gobierno federal al estado, Alfredo Castillo Cervantes, son un arma de dos filos para cualquier candidato que provenga del priismo.

A pesar del desgaste que ha sufrido el perredismo en los últimos meses, no se les puede dar por descontados debido al mismo factor. El comisionado enviado por el gobierno federal será un elemento determinante.

En Guerrero, las sorpresas no paran. Armando Ríos Piter, senador por el PRD, era el candidato favorito para obtener la gubernatura por encima de cualquier otro posible aspirante; su popularidad y fuerza era tal que encuestas lo hacían ganador sin importar el partido político que lo abanderara.

Pero algo vio Ríos Piter en su estado que no le gustó. Declinó participar y lo hizo argumentando falta de condiciones, no solo para el proceso electoral sino para la gobernabilidad de la entidad, lo que en pocas palabras se resumiría como perder ganando.

En un lugar aparte, pero no muy lejos, está el Estado de México. El gobernador ha caído de la gracia del Presidente y eso se observa a simple vista, nadie que sea considerado cercano al mandatario de la entidad tiene cabida en las listas.

Por algún motivo, como si alguien hubiera sugerido a idea, en Los Pinos se tiene la percepción de que todo el escándalo de Ayotzinapa y la casa blanca no habrían tenido tanto revuelo de no ser por la pérdida de control en el caso Tlatlaya.

La terrible estrategia de comunicación y el mal planteamiento de la historia abrieron la puerta a la duda con la que trabajaron los medios internacionales para encontrar sustancia en una investigación que se mantiene abierta y que la misma CNDH ha reclasificado para darle mayor importancia.

Además está el tema de los "cachorros". En esta elección participarán muchos familiares de políticos de antaño y eso no tiene muy contenta a la ciudadanía y más aún a las militancias que saben que hay cuadros con muchos más méritos.

Se avecinan momentos complejos de decisiones complicadas en las que cualquier falla podría ser fatal. Elecciones cerradas y con pronóstico reservado, así será 2015.