El arte cubano también celebra el acercamiento con EU

La Bienal de La Habana, la muestra más importante de arte contemporáneo en Cuba, abrió sus puertas el viernes con exposiciones y eventos en toda la capital, con la mirada puesta en el histórico acercamiento con EU.

“El mundo está muy atento a lo que está pasando en Cuba”, comentó el director del evento, Jorge Fernández, al presentar el programa de la bienal, celebrada tradicionalmente como uno de los principales foros de arte alternativo en el continente.

“Nos hemos puesto de moda y todo el mundo quiere venir a La Habana”, aseguró.

La muestra incluye unas 200 obras de artistas de más de 40 países y se extenderá hasta el 22 de junio, esperándose la llegada de más de mil visitantes estadunidenses.

Pese a que a las bienales habaneras ya han asistido antes artistas norteamericanos, la llegada de tantos visitantes es vista como novedad en el marco de las actuales negociaciones diplomáticas entre ambos países.

Y aunque no está en el programa oficial, una muestra del Museo del Bronx, barrio emblemático de Nueva York, es uno de los platos fuertes.

Unas 100 obras de la pinoteca neoyorquina, entre ellas piezas de arte afroamericano y urbano, son exhibidas en una de las instalaciones del Museo de Bellas Artes de Cuba, en el que es el principal intercambio entre pinacotecas de ambos países.

La muestra Wild noise (Ruido salvaje) incluye piezas de arte político, como la celebrada Bandera afroamericana, de David Hammons, que cuelga ya en la fachada de un edificio en La Habana vieja, y una pieza del célebre artista del pop art Andy Warhol, según destacó el diario oficial Granma.

El intercambio entre el Museo del Bronx y la casa habanera prevé también una exposición de arte cubano en Nueva York en 2016.

La XII Bienal de La Habana, celebrada este año bajo la consigna “Entre la idea y la experiencia”, cuenta con exposiciones y eventos en toda la ciudad, tanto en recintos cerrados como en espacios públicos.

Entre estos últimos está, como en ocasiones anteriores, el Malecón de La Habana y la larga avenida costera, uno de los símbolos de la ciudad. También en la fortaleza de San Carlos de La Cabaña, al otro lado de la bahía de La Habana.

Según el director Fernández, el evento mantiene el espíritu con el que se fundó hace 31 años: llevar el arte a todos los públicos y “no quedarse en los recintos clásicos”.

Entre varios proyectos colectivos destaca “Entre, Dentro, Fuera/Between, Inside, Outside”, una serie de actos en los que artistas de Cuba y EU, así como de otros países, participarán en intercambios y conferencias repartidos en toda la ciudad.

A la bienal asisten también participantes de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú, Guatemala, Panamá y Nicaragua.