Daños colaterales

Israel quiere instaurar el “derecho a la fuerza”, afirma embajador Sadat

El Instituto Matías Romero de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México ha invitado para este martes 7 a las 16:45 horas a la conferencia que impartirán el embajador Riyad Mansour, observador permanente del Estado de Palestina ante la ONU, y la embajadora María Rubiales, vicepresidenta del Comité de Naciones Unidas para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino.

La conferencia, a realizarse en las instalaciones del Instituto bajo el título “Promover una paz justa y duradera en Oriente Medio y preservar la solución de dos Estados: el rol del Comité de la ONU para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino”,  no podría darse en un momento mejor cuando la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca se está traduciendo en una aceleración de la colonización israel de las tierras palestinas.

Esto quedó demostrado ayer con la aprobación por parte del parlamento israelí de una iniciativa de ley que legaliza decenas de colonias judías en territorios palestinos de Cisjordania. Las colonias suponen la edificación de entre 3 mil y hasta 6 mil nuevas viviendas, a sabiendas tanto de parte del gobierno de Benjamín Netanyahu como de las mismas familias israelíes, que se está incurriendo en otro robo de tierras.

Al respecto el embajador de Palestina en México, Mohamed Sadat, denunció que con la legalización de viviendas en Cisjordania —donde se encuentra la sede del gobierno palestino—, el gobierno de Netanyahu busca “perpetuar su política racista y discriminatoria para cambiar la realidad en el terreno y hacer fracasar la solución de dos Estados”, Israel y Palestina, este último a ser creado en la ocupada y amurallada Cisjordania, la anexada Jerusalén Oriental y la también aislada y bloqueada Franja de Gaza, según los acuerdos de Oslo y la ONU.

Para Sadat, que el pasado viernes conmemoró en el Club de Periodistas de México el Día Internacional de Apoyo a los Derechos de los Palestinos del 48 —en alusión a la fecha de fundación del Estado de Israel en tierras del Mandato Británico de Palestina—, el gobierno de Netanyahu “no solo mantiene sus ambiciones coloniales y expansionistas”, sino que “está buscando introducir dos nuevos y peligrosos conceptos como es el derecho a la fuerza en lugar de la fuerza del derecho”, y presentar “la legítima resistencia de los palestinos ante el despojo como terrorismo, mientras llaman defensa a su terrorismo de Estado”.