Daños colaterales

¿Y quién probará ahora la denuncia contra Kirchner?

¿Asesinato o suicidio? En la última semana, en un vaivén de pasmo, la sociedad argentina y la prensa internacional, igualmente conmocionada, no atinan a descifrar la muerte de Alberto Nisman, el fiscal de 51 años y origen judío que más sabía del caso AMIA, relativo a la destrucción con coche bomba en Buenos Aires, en 1994, de la mutual israelita argentina, que dejó 85 muertos y 300 heridos. El peor atentado terrorista de la historia local, experta sin embargo en dictaduras militares y golpes de Estado, dos en el siglo XIX y ocho en el XX (1930 a 1983), las cuales impusieron a 14 dictadores a un promedio de uno cada 1.4 años. De ahí que a ningún argentino le resulte inverosímil la afirmación de senadores oficialistas, a propósito del caso Nisman, según los cuales el gobierno no controla la Secretaría de Inteligencia (SIDE), cuya sola mención remite al terrorismo de Estado impuesto por la última dictadura (1976-1983).

Contra la SIDE dirigió esta semana sus acusaciones por el caso Nisman la presidenta Cristina Fernández viuda de Kirchner (61 años), cuya alianza de gobierno Frente para la Victoria disputará en octubre ríspidas elecciones generales ante una oposición casi tan dividida como el kirchnerismo.

Julián Domínguez, líder de la Cámara baja y uno de los delfines del oficialismo, reforzó ayer la postura presidencial al afirmar que “hechos mafiosos son los que generan el clima de inestabilidad” y que la denuncia de Nisman, presentada una semana antes de su muerte, “fue preparada por los servicios de inteligencia”, ya que “un abogado con formación jurídica tipifica una denuncia con una acusación”.

En entrevista con América TV, Domínguez añadió que “hay un sector de la inteligencia que todavía no ha sido democratizado y un sector de la justicia que lo usa. A las pruebas me remito”, dijo Domínguez tras destacar el descabezamiento de la SIDE ordenado por Kirchner apenas en diciembre.

Tanto Domínguez como el connotado periodista Horacio Verbitsky, del diario oficialista Página 12, criticaron la denuncia de Nisman contra Kirchner por “encubrir a agentes iraníes” implicados en el caso AMIA. En su columna de ayer (“Los duros hechos”, www.pagina12.com.ar) Verbitsky apuntala: “Sobran versiones de los servicios de informaciones, pero se necesitan pruebas de validez judicial.