Daños colaterales

El libro de la semana: "¿Mi hijo es gay?" Una útil, muy útil guía para padres

“El hecho de que algunos de nuestros hijos sea gay no lo podemos cambiar. ¿Te quieres perder todas esas cosas maravillosas que nos provoca un hijo o una hija solo porque te informó que es gay?” se pregunta Martha Debayle en el prólogo del libro “¿Mi hijo es gay? Guía para padres”, la más reciente obra del psicólogo familiar, terapeuta y escritor Juan Pablo Arredondo, con media docena de obras escritas sobre cómo lograr el desarrollo integral de lo que él llama “padres responsables”, sobre la base de casi tres décadas en el trabajo clínico.

El nuevo libro, de casi 270 páginas, se suma a otros títulos de Arredondo con Ediciones B, como “Límites y berrinches”, “Hablemos de sexo con los niños” y “Separación y divorcio”. Cómo no afectar a tus hijos”, según la apuesta de la editorial de publicar textos que, además de entretener y cultivar el gusto de los lectores, sirvan como herramientas prácticas para entender los nuevos tiempos, incluido el tema de la homosexualidad y, en el caso del libro que nos ocupa, cómo entender los cambios de los hijos, familiares o amigos al vivir –y respetar- como padres su homosexualidad, transitando, como afirma Arredondo “el camino hacia la aceptación con armonía y saludablemente”.

El libro está dividido en cinco partes: “¿Por qué? ¿Para qué?”, “¿Qués?”, “¿Cómos?”, “Aceptación” y “Temas relacionados”, además de las “Conclusiones”, donde el autor  afirma que, en efecto, este es un tema “muy complejo” y “con muchas vertientes y artistas”, si bien lo principal de su obra es que buscó darle un enfoque más hacia el entendimiento de la homosexualidad y el reconocimiento de los indicadores del hijo o la hija y “hacia el contenido mayor de este libro que es la ACEPTACIÓN”.     

“Quizás no estás preparado de manera consciente o no tienes la apertura para hacerlo –se dirige Arredondo a los lectores-, pero en realidad es que este fenómeno existe nos guste o no, y este libro intenta ayudarte justamente en uno de los procesos más difíciles que pueden enfrentar en la vida cotidiana tanto los homosexuales como sus padres."

Tras sostener que así como el apoyo de los padres y su aceptación van a ser vitales en el desarrollo emocional de los hijos –en cualquier caso pero muy especialmente en este-, el autor, que creó la escuela de Desarrollo Integral para Padres Responsables (UniversiPap’s), advierte que, de igual forma, “la no aceptación o tu rechazo van a tener una implicación directa en el desarrollo emocional presente y futuro de ellos”.

Naturalmente, la nueva situación "va a implicar que los padres cambien sus ideas, sus concepciones, sus paradigmas y dejen de imaginar para sus hijos o hijas la vida que ellos predeterminaron", añade Arredondo. Así, los padres “tendrán que hacer sus propias renuncias, acomodos, duelos”, dice Arredondo, sin descartar la importancia de que incluso “en algún momento busques ayuda para ti, para que a su vez ayudes a tu familia a transitar por esta nueva situación”.

Pero en definitiva, asegura, “la realidad es que todo el trabajo que hagas en ti como padre o madre, tendrá una gran ganancia: vivir con las elecciones, situaciones o condiciones de tu hijo desde la aceptación y desde el apoyo que pueda recibir de ti”. Y eso, evidentemente, “es el gran regalo de vida que puedes otorgarle”.

En el Prólogo, lo conocida comunicadora Martha Debayle llama también a “romper” con ese círculo vicioso que lleva la homofobia, “un absoluto, radical y contundente ejemplo de la ignorancia de muchos y de la falta de cultura y tolerancia”.

Con estilo “coloquial y fresco”, como elogia Debayle, el libro de Arredondo destaca también la apertura de la homosexualidad de parte de las nuevas generaciones, con mayores recursos de información que los que tuvieron a sus padres gracias a los medios digitales o canales como YouTube; además de los mismos avances de la sociedad y las leyes en materia del respeto a la diversidad sexual y la tolerancia.

Arredondo basó su libro en dos fuentes: la consulta privada –es decir, todo lo que se maneja en el consultorio-, y una encuesta que él mismo realizó con padres que viven la homosexualidad de sus hijos, y en la cual el terapeuta buscó ubicar qué es lo que necesitarían saber cuando sus hijos han manifestado su preferencia sexual.

La investigación incluyó a algunos homosexuales de diferentes sexos para ver qué es lo que viven y qué es lo que sienten; opiniones que fueron incluidas en el libro.

Advierte de manera muy propicia el autor que los padres no deben esperar que este libro les “ayude” a cambiar la condición de homosexualidad de los hijos. Porque si bien, como sabemos, hay algunas teorías, tendencia o creencias de que la homosexualidad es “una condición que se puede curar”, esta no se cura, “de entrada –dice Arredondo- porque no es una enfermedad. Suele no poder modificarse”.

Arredondo se remonta a la Antigua Grecia, en los tiempos de Alejandro Magno, Cleopatra y Marco Antonio para bucear en los orígenes de la homosexualidad –que como bien recuerda “ha existido a lo largo de toda la vida conocida”, aunque cada época la viva y perciba de forma distinta– hasta llegar a nuestros días en el contexto de México y América Latina.

Resulta llamativo descubrir que los aztecas eran tolerantes con la homosexualidad y el travestismo, ya que permitían que los hombres usurparan el papel de la mujer; siendo la Conquista española la que introdujo la persecución sexual a causa de la transmisión de la religión cristiana.

Entre los muchos y valiosos tips que Arredondo da a los padres sobre cómo aceptar y respetar los derechos sexuales de los hijos, destacamos estos: “La aceptación es uno de los pilares más importantes de la salud mental” y no se equipara con el "conformismo”; “aceptar es dejarte de pelear con la realidad que no es como tú quieres. ¿Qué quiere decir esto? Que una persona que acepta no se pelea con lo que se ‘es’, con lo que hay. Por el contrario, quien no acepta, vive en pleito constante nada más y nada menos que contra la realidad”.

La lectura de "¿Mi hijo es gay? Guía para padres" acompaña y complementa otro importante libro publicado en días recientes en México por Ediciones B, y que también comentamos en este espacio. Hablamos de “El clóset de cristal”, del periodista y editor Braulio Peralta, autor de la primera crónica histórica sobre la evolución de la lucha por los derechos de la comunidad homosexual en México, con eje en la vida y obra del gran escritor y ensayista Carlos Monsiváis.

A la luz de su libro, y también de la obra de Arredondo, hasta nos parece obsoleto de nuestra parte hablar de “comunidad homosexual” , como si los gays –hombres o mujeres- no fueran parte de la sociedad mexicana sino algo así como un “gueto” o una “sub-cultura”, marginada de "la nación" cuya Constitución, sin embargo, va beneficiosamente por delante de la sociedad.